Menú Buscar
llliga

Las 40 propuestas de Lliga Democràtica para Cataluña

El nuevo partido que prepara la Cataluña del 'post procés' propone que se pueda hablar catalán en el Congreso, llevar el Senado a Barcelona o recuperar las empresas que se han marchado en estos años

03.07.2019 23:40 h.
6 min

El nuevo partido Lliga Democràtica ha suscitado mucha expectación en Cataluña ante una coyuntura política de tanta volatilidad y con unas elecciones autonómicas en el horizonte próximo. La formación, ideada por Eva Parera y Astrid Barrio, busca ser un actor fundamental para la Cataluña post procés, cuando se priorice de nuevo la gestión y el acuerdo por encima del desafío al Estado.

En su puesta en marcha han elaborado un documento, titulado Las 40 propuestas para Cataluña y al que Crónica Global ha tenido acceso, con los objetivos que tienen para Cataluña. Se trata de un informe provisional que analiza los retos pendientes a nivel político para que la región recupere su impulso económico y social. Y, también, para que España emprenda reformas, como una inédita Ley de Lenguas, para acomodar a una parte de la sociedad catalana que en los últimos años, con la vorágine del procés, se ha alejado del resto del país.

Retorno de las empresas en Cataluña

Su objetivo número uno es “conseguir el retorno de una parte importante de las compañías que desde el inicio del proceso separatista se han marchado de Cataluña”. Para ese fin proponen crear la seguridad jurídica y fijar los incentivos fiscales suficientes para facilitar su retorno.

La propuesta del federalismo, tan denostada por los sectores independentistas, quieren que vuelva estar sobre la mesa. Su planteamiento es una estructura de gestión descentralizada en diferentes niveles para la mayoría de Comunidades Autónomas y el “reconocimiento nacional de Euskadi y de Cataluña en la Constitución”, que concretarían su vinculación con el resto del Estado a través de una estructura federal o confederal.

En la misma línea, ven importante que haya un reconocimiento de competencias exclusivas en materia de cultura, lengua y educación, un sistema de financiación más equilibrado y la “renuncia por parte de los partidos políticos independentistas a la vía unilateral”.

Ecologismo liberal 

Cada vez hay más sensibilización con los temas medioambientales. La crisis económica desplazó el asunto a un segundo plano, pero desde Lliga Democràtica consideran que ahora es el momento de que vuelvan a ser prioridad.

En su informe hablan de un “ecologismo liberal”, para que la causa medioambiental no esté reñida con el libre mercado. Formulan un "impuesto verde" y una política fiscal más relajada. De acuerdo con sus sondeos internos, la protección del medio ambiente es la principal preocupación de los catalanes.

Ley de Lenguas

Con el fin de mejorar e incrementar la presencia de las lenguas hispanas en nuestra sociedad propone la consideración de las cuatro lenguas españolas principales como oficiales en los organismos de planta estatal --no necesariamente de trabajo--, con hincapié en los órganos judiciales.

Otro de sus puntos estrella en esta materia tiene que ver con las polémicas de los últimos años de no dejar hablar catalán en el Congreso de los Diputados. En su documento piden que se ofrezca la posibilidad de expresarse en las cuatro lenguas principales en las Cortes Generales, y el mandato a las Comunidades Autónomas de incluir en sus currículos educativos la oferta del aprendizaje de otra lengua española, entre otras medidas.

Llevar el Senado a Cataluña

Recuperar la presencia del Estado en Cataluña es un requisito fundamental para reconstruir los puentes. Uno de sus puntos es llevar instituciones del Estado a la autonomía, al tiempo que piden una “reforma del Senado” para que se convierta en una Cámara de representación territorial.

Como parte de este rediseño de las administraciones estatales también instan a que Barcelona tenga el estatus de co-capital junto a Madrid. “Barcelona es la ciudad más vanguardista de España, famosa por tener un modelo empresarial propio con una clara implantación de la empresa pequeña y mediana, con un reconocido modelo empresarial dinámico y una actitud emprendedora y cívica. Barcelona posee grandes activos como son el comercio, la moda, la edición, el turismo y la cultura, entre muchos otros”, esgrimen en el documento.

23 de abril: fiesta de Cataluña

La Diada del 11 de septiembre es una fiesta de la que los nacionalistas se han apropiado desde hace años, alejando de la misma a todas aquellas personas que no comulgaban con la causa. 

Otra de sus 40 propuestas es cambiar la fecha de la Diada nacional por la del día de Sant Jordi, el 23 de abril, y adoptar el himno de El cant de la senyera en lugar de Els Segadors.

Estas son algunas de las principales propuestas esbozadas por Lliga Democrática para entrar con fuerza e influir en la vida política tanto catalana como española.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información