Menú Buscar
El consejero de Interior, Miquel Buch, en una imagen de archivo en rueda de prensa / EFE

El ‘conseller’ de Interior contradice a Puigdemont: los Mossos sí tenían fichado al imán

Miquel Buch reconoce que el cuerpo de seguridad catalán tenía información sobre Es Satty por actividades delictivas que no estaban relacionadas con el terrorismo

18.08.2018 11:07 h.
4 min

El consejero del Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha reconocido este sábado que los Mossos d’Esquadra tenían fichado al imán Abdelbaki Es Satty, el cabeza de la cédula terrorista que perpetró el ataque terrorismo de hace un año en las Ramblas de Barcelona y Cambrils. Contradice de esta forma los mensajes mandados por el líder de la Crida Nacional, Carles Puigdemont. Los que atribuye únicamente a las fuerzas de seguridad del Estado los fallos en detectar la radicalización de los miembros del grupo.

Concretamente, al CNI. El líder independentista afirmó en la mañana del 17A que los Mossos no disponían de información sobre ninguno de los integrantes de la cédula y exigió al Estado que reconociera que sí contaba con indicios de esta actividad. Además de acusar al Congreso de falta de respeto con las víctimas por no poner en marcha una comisión de investigación sobre esta cuestión.

El papel de los confidentes

La polémica parte por el presunto papel de Es Satty como confidente de los servicios de inteligencia. ¿Debería haber comunicado el CNI a los agentes catalanes esta relación? Así lo reivindican desde algunos sectores secesionistas, aunque ha sido el propio Buch el que ha aclarado la controversia. “Los confidentes de cada cuerpo policial están permanentemente en el anonimato, si no lo dejarían de ser”, ha puntualizado en una entrevista en Rac1.

El responsable del Interior en Cataluña ha explicado que lo único que puede dar por seguro es que el imán nunca ejerció este rol con la policía catalana. Atribuye a un “error humano” que en un primer informe de los Mossos no se reconocieran los antecedentes penales de Es Satty que ya se ha subsanado.

Colaboración entre cuerpos policiales

Sobre los antecedentes, Buch ha puntualizado en antena que no tienen ninguna vinculación con el terrorismo. Estarían relacionados con el tráfico de estupefacientes. Cuestión que hacía “difícil” para los agentes saber de la radicalización del imán y de los jóvenes que estaban a su alrededor y mataron a 16 personas en los atentados.

El conseller se ha mostrado confiado en que el ministro Grande-Marlaska cumplirá con las promesas de su predecesor en el cargo y permitirá que los Mossos se incorporen como miembros de pleno derecho en la colaboración entre cuerpos policiales internacional para frenar el terrorismo. Ha asegurado que las discrepancias políticas por el procés se deben desmarcar de la colaboración y coordinación entre los cuerpos de seguridad y ha prometido que así se hará.

Nuevo curso político

También ha hablado de la comisión de investigación sobre el 17A que se quiere impulsar en el nuevo curso político en el Parlament, que empezará en octubre. “Me gustaría que no fuera un show de intercambio de reproches”, ha asegurado.

Con todo, el nuevo curso político en Cataluña está amenazado por un nuevo adelanto electoral. Se explicaría por la falta de la mayoría necesaria del Gobierno de Quim Torra para aprobar unos presupuestos y poder ejecutar la “política autonomista” que se le reprocha desde los sectores más radicales del independentismo”.