Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una mujer sin hogar pidiendo en Las Ramblas durante la campaña del 14F / PABLO MIRANZO (CG)

El debate social se abre paso en una campaña identitaria

Politólogos consultados por ‘Crónica Global’ analizan los mensajes de los candidatos, cuyos ataques al adversario eclipsan las propuestas de fondo. ¿Sorpresas en la cuenta atrás hacia el 14F?

8 min

La campaña de las elecciones catalanas llega a su ecuador, con el debate social intentando abrirse paso entre los mensajes identitarios. El Covid-19 ha forzado la irrupción de temas como la sanidad, la educación o la economía. Pero a juicio de los politólogos consultados por Crónica Global, el procés todavía pesa mucho.

Para la doctora en Comunicación y Argumentación Política por la Universitat de Barcelona (UB) Miljana Micovic,como ya hemos visto en los discursos de los candidatos en distintas apariciones en televisión y actos de campaña y en el propio debate de TVE, los temas principales siguen siendo los temas identitarios, la división. Además de la gestión del Covid-19 por parte del Gobierno central o el autonómico, que ocupa y ocupará todos los discursos de campaña”. 

¿Soluciones o diagnóstico?

Y aunque “todos afirman que van a resolver los problemas de los catalanes, como no puede ser de otra forma, lo que hemos podido ver hasta ahora es más bien un diagnóstico de los problemas, los cuales, además, siempre son culpa de los otros, de algún ‘enemigo de los catalanes’ en concreto”.

Los nueve candidatos, en el debate preelectoral en TVE / RTVE
Los nueve candidatos, en el debate preelectoral en TVE / RTVE

En el debate celebrado en TVE, según Micovic, “escuchamos pocas soluciones, e incluso cuando se proponían, parecían estar en disonancia con el tono del debate: el del diagnóstico de las cosas, las recriminaciones y culpar al otro”.

A su juicio, “queda claro también que algunos proponen independencia como solución; otros, diálogo y pasar página. Pero todavía no sabemos en concreto cómo se va a conseguir una u otra cosa. Creo que podemos esperar más o menos lo mismo hasta el fin de la campaña. Sorpresas agradables serán bienvenidas”.

 

 

La lluvia de reproches entre candidatos eclipsan las propuestas de fondo en la campaña electoral catalana / EP

"El martilleo de las consignas"

Toni Aira, profesor de Comunicación Política en la UPF-Barcelona School of Management, lamenta que “en un universo político que vive en campaña permanente los 365 días del año durante toda la legislatura, cuando llega la campaña oficial parece que pueden aportar poco más de lo que ya han ido martilleando vía consignas y eslóganes durante el resto del tiempo”.

“La política que vivimos durante la campaña electoral --añade-- no deja de ser un momento de acentuación del énfasis en los mensajes típicos, que básicamente son muy superficiales y poco de fondo. No entran en el fondo de lo identitario ni entran por supuesto en soluciones concretas, más allá de consignas, frases de argumentario, en muchos casos vacías, con ataques a los adversarios”.

Primer debate electoral para el 14F / LA VANGUARDIA
Primer debate electoral para el 14F / LA VANGUARDIA

Aira señala a quienes “te dicen que acentúan ahora su vertiente identitaria cuando en los últimos tres años han mirado de cultivar un perfil más pragmático. Pero cuando llegan elecciones sacan a pasear su alma más reivindicativa en clave independentista para mirar que no se escapen votos”. Otros “dicen que van a activar la DUI, básicamente para poner en evidencia que tienen unos socios que lo descartan, y otros te dicen que quieren invertir en cultura, cuando en realidad, cuando gobiernan en otras instituciones no lo hacen. Lamentablemente, solo acentúan los prejuicios que una parte de la población tiene”.

"La independencia no interesa"

Gabriel Colomé, profesor titular de Ciencia Política en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), cree que la campaña sí ha virado hacia un eje ideológico izquierda-derecha. “No prima el debate identitario, sino en que se refiere a los temas sociales. Y eso no favorece a los independentistas”. Colomé detecta que los discursos van dirigidos a temas relacionados “con la pandemia, la economía y el trabajo. Los ejes de competencia. La independencia no interesa”.

Para Paris Grau, profesor de Ciencia Política en la Universitat de Barcelona (UB), "en Cataluña llevamos muchos años de debates estériles y gobiernos poco preocupados por los problemas reales de los ciudadanos. Leyes inconstitucionales, pancartas, gastos superfluos, manifestaciones y mala gestión de la crisis del coronavirus. En éste último caso, nos hemos encontrado con una mayor tensión dentro del Govern de la Generalitat, discusiones por quién debe decidir sobre la seguridad y sanidad de los catalanes”. Y ante esta situación “llegan unas elecciones que deberían haber sido convocadas por Quim Torra, pero que al final optó por hacerse el mártir y dejar que otros gestionaran la Generalitat, la pandemia y la crisis económica”.

Hacia una nueva política

"Estas elecciones --añade Grau-- deberían ser las últimas del procés y las que nos llevaran a una nueva época política en Cataluña; pero la campaña electoral nos está mostrando que, para muchos, el único problema de los catalanes es la llegada de la independencia; para otros, cómo mostrar a la ciudadanía que no se va a pactar con aquellos con los que se pacta siempre. Pocos son los que están presentando propuestas que buscan solucionar los problemas reales de los catalanes”. El experto considera que “algunos pensaron que para contrarrestar al independentismo había que mostrarse muy español, con la bandera más grande, con las propuestas más estrambóticas o con puestas en escena propias de los populismos. Seguimos inmersos en el procés y éste ha vivido gracias a las emociones, la visceralidad y los circos parlamentarios”.

En esta campaña, concluye el académico, “como estamos viendo, algunos seguirán en esta línea discursiva. Ahora bien, aquellos que se muestren capaces de gestionar, de resolver los problemas reales de la gente, serán los partidos que tendrán un mejor futuro político”.

Por su parte, el politólogo Oriol Bartomeus, profesor de la UAB, cree que en la campaña “hay un poco de todo, aunque sigue dominando el eje identitario”. No obstante, señala que “a diferencia de lo que ocurrió en las elecciones de 2015 y 2017, hay otros temas de debate, principalmente a causa de la pandemia y sus derivadas”.