Las 10 claves de las reformas independentistas del Parlament

Guía para no perderse en el culebrón jurídico que hay detrás de la desconexión exprés y que ha puesto a prueba la pericia legal, tanto de los partidos secesionistas como de la oposición

Desconexión independentista / CG
08.03.2017 00:00 h.
7 min

Es la ley más importante del proceso independentista, pero su tramitación parlamentaria ha provocado un culebrón jurídico que ha puesto a prueba la pericia legal, tanto de los partidos secesionistas como de la oposición. Se trata de la ley de transitoriedad jurídica, conocida popularmente como ley de desconexión, y estas son las diez claves que ayudan a entender su tramitación en esta recta final del procés:

1 ¿Qué es la ley de desconexión? Junts pel  Sí (CDC y ERC) y la CUP han pactado una ley de transitoriedad llamada a regular el tránsito de las normas españolas a las del nuevo Estado catalán. Está escondida bajo siete llaves para evitar que el Gobierno español la impugne.

2 ¿Qué dice la ley de desconexión? Ha trascendido muy poco de su contenido. En su artículo 1 establece que “Cataluña se constituye en una República de derecho, democrática y social”. Asimismo, contiene los siguientes epígrafes: Preámbulo, disposiciones generales, nacionalidad y territorio; la sucesión de ordenamientos y de administraciones; los derechos y los deberes; el sistema institucional; el poder judicial y la administración de justicia; las finanzas; referéndum de independencia; el proceso constituyente; y disposiciones finales y de inaplicación.

3 ¿Por qué se quiere impulsar una ley exprés de desconexión? Junts pel Sí quiere acortar los plazos de aprobación de esta normativa, que también regula el referéndum previsto para septiembre, para reducir la capacidad de reacción de las instituciones españolas que, previsiblemente, impugnarán esa ley.

4 ¿En qué consiste ese procedimiento exprés? Junts pel Sí pretende que la ley se apruebe mediante lectura única y una sola votación en el Parlamento catalán. Es decir, sin comisiones, ni comparecencias de expertos ni enmiendas… Incluso en la petición de un dictamen al Consell de Garanties Estatutàrias (CGE) --órgano catalán encargado de velar por ajuste de las normas al Estatuto y la Constitución-- se reducen los plazos a una semana.

5 ¿Por qué es necesario reformar el reglamento del Parlamento para aprobar esa ley de transitoriedad por la vía de urgencia? La idea de JxS es reformar el reglamento para que las proposiciones de ley puedan aprobarse mediante lectura única solo con la petición de un grupo parlamentario. Actualmente, según la normativa, es necesario que todos los grupos del hemiciclo firmen ese acuerdo. PP, PSC, Ciudadanos y CSQP consideran que esa reforma solo tiene como objetivo aprobar esa ley de independencia unilateral.

6 ¿Qué hay que hacer para reformar el reglamento del Parlamento catalán? El propio reglamento de la Cámara catalana establece que la reforma se debe realizar mediante una ponencia conjunta algo que no había calibrado Junts pel Sí, que la semana pasada tuvo que envainarse su iniciativa de reforma –habían presentado seis enmiendas sin que hubiera una ley en fase de elaboración—, por lo que ayer presentaron a la Mesa del Parlamento catalán su propuesta de reforma.

7 ¿Qué mayorías se necesitan? Hay discrepancias entre los grupos parlamentarios respecto a las mayorías necesarias para impulsar una ponencia conjunta. PSC, PP, CSQP y Ciudadanos consideran que no se puede constituir una ponencia conjunta sin que estén presentes todos los grupos parlamentarios. Y ya han avanzado que no participarán en la misma. Recuerdan que, el Tribunal Constitucional (TC) estableció el verano pasado que las tres ponencias conjuntas relativas a las leyes de desconexión --transitoriedad, hacienda catalana y Seguridad Social-- no podían prosperar únicamente con el apoyo de dos grupos, Junts pel Sí y la CUP. 

8 ¿Cuándo se puede aprobar la reforma del reglamento previa a la votación de la ley de desconexión? Si la ponencia conjunta prospera, la reforma del reglamento parlamentario seguiría el procedimiento habitual de cualquier ley, es decir, debate en comisión, enmiendas, votación en el pleno… Eso puede tardar más de dos meses. Junts pel Sí y la CUP forman mayoría absoluta en la Cámara catalana, por lo que estaría garantizada la reforma del reglamento.

9 ¿Pueden los grupos de la oposición frenar esa reforma del reglamento? PSC, PP, CSQP y Ciudadanos están convencidos de que no se puede crear una ponencia conjunta sin la presencia de todos los grupos. Pero en el supuesto de que la Mesa del Parlamento catalán decida seguir adelante con ese procedimiento, la oposición puede volver a pedir el amparo del TC.

10 ¿La hipotética ley de desconexión implica una independencia automática? No. En el supuesto de que la ley de desconexión fuera aprobada en el pleno del Parlamento, aún sería necesario celebrar un referéndum de independencia. La regulación de esa convocatoria está incluida en esa ley, algo que no agrada a la CUP, que preferiría aprobar una ley del referéndum al margen. De todas formas, la idea es que no toda la ley de desconexión entre en vigor a la vez, sino solo aquella parte que se refiere al referéndum.

Comentar
Antoni Ferret 08/03/2017 - 11:20h
1) Això de "regular el tránsito de las normas españolas a las del nuevo Estado catalán" és un nyap jurídic. No té cap valor. Encara que no entri en vigor, serà igualment il·legal. I en la part que entri en vigor, o sigui en la convocatòria del referèndum, serà igualment il·legal. I, encara que l'aprovin "de pressa", el TC la impugnarà igualment. Sense que tingui cap valor la creença que, a partir d'aquell moment, hi ha una "nova legalitat". / 2) Ara, doncs, hi haurà dues disputes: si una ponència de només dos grups parlamentaris pot funcionar o no; i si la llei de marres pot ser impugnada pel TC.
¿Quiere hacer un comentario?