Menú Buscar
Una 'senyera' en el balcón del IES Pau Casesnoves de Inca, Mallorca

El 1-O estalla en Baleares: la Fiscalía investiga la presencia de menores en actos prorrefereréndum

Un instituto centra toda la atención por una encuesta entre los alumnos en la que diferenciaba entre Països Catalans y Estat espanyol, aunque la institución lo niega

6 min

Las reacciones no se han hecho esperar. La Fiscalía de Baleares ha abierto diligencias para investigar la participación de menores, en horario lectivo, en diversos actos reivindicativos llevados a cabo a favor del referéndum​ del 1-O, tanto dentro de los propios centros escolares como en manifestaciones y concentraciones. El objetivo del ministerio público es claro: esclarecer si la presencia de los niños y jóvenes habría supuesto una vulneración de sus derechos o si los afectados podrían haber sido expuestos a una situación de riesgo.

Se trata de unas circunstancias que han levantado ampollas entre las diferentes formaciones de las islas, hasta el punto de llevar a Ciudadanos a exigir la dimisión del conseller de Educación, Martí March, como consecuencia de su “inacción” ante lo que el partido considera que se está produciendo en las aulas y debe erradicarse: un “adoctrinamiento ideológico” a favor “de los Països Catalans” en el que, en palabras de la diputada de Cs en Baleares Olga Ballester, se está realizando “un uso inmoral de menores”.

"Adoctrinamiento salvaje en Cataluña"

La parlamentaria es tajante. De hecho, recrimina cómo “en paralelo con el adoctrinamiento salvaje que se ha dado durante décadas en Cataluña y cuyo resultado es la crisis política actual, el nacionalismo balear no se quiere quedar atrás y está usando la estrategia del miedo en los menores y sus familias campando a sus anchas y educando en el odio”.

Quienes también han expresado su rechazo a la organización de actos con la asistencia de menores han sido los integrantes de Nuevas Generaciones del PP en el archipiélago. A través de su presidenta, Margarita Vicens, los jóvenes del partido han apelado a que los institutos "no deben convertirse en centros de adoctrinamiento donde se transmitan ideologías políticas".

El IES Pau Casesnoves, foco de atención

En este contexto, todas las miradas se dirigen a un centro educativo: el IES Pau Casesnoves, ubicado en el municipio mallorquín de Inca. Según diversas noticias publicadas en las últimas semanas, aquél habría llevado a cabo una encuesta entre sus alumnos para conocer el grado de utilización que realizan del catalán y la estima que le profesan, haciendo alusión a las diferencias entre “Països Catalans” y “Estat espanyol”, además de convocar un supuesto acto a favor del referéndum catalán.

Desde el instituto, sin embargo, niegan estas informaciones. De hecho, aseguran mediante una nota difundida a través de Twitter que entre sus funciones no se encuentra el adoctrinamiento “en ningún tipo de ideología política”, y aseveran que en ningún momento se realizó actuación alguna a favor del 1-O: al contrario, afirman, los estudiantes de cuarto de ESO “se organizaron para hacer una sentada durante el tiempo del recreo a favor de la paz y la democracia”.

“En ningún momento fueron obligados por ningún miembro del equipo directivo ni por ningún trabajador del centro a llevar adelante esta iniciativa, y en ningún momento se puso de manifiesto ningún tipo de consigna política”, subrayan los responsables del instituto, que se afanan en dejar claro lo siguiente: “Como profesionales de la educación, basamos la formación de nuestros alumnos en los valores y principios fundamentales de los estados democráticos, y estos son el respeto a la democracia y la defensa de los derechos humanos. Nuestra tarea es educar y formar ciudadanos independientes y con criterio propio”.

El Gobierno balear asegura no conocer ninguna irregularidad

A raíz de la polémica generada, el Gobierno balear ha salido al paso asegurando que no tiene constancia de ninguna actuación irregular, si bien se ha puesto a disposición de la Fiscalía para facilitar cuanta información requiera para sus investigaciones. Hay que recordar que el 25 de noviembre de 2016 ambas instituciones alcanzaron un acuerdo por el que la conselleria debía remitir a los centros educativos una lista de posibles incidencias y supuestos que afecten a los menores y que, en caso de producirse, debían ser puestos en conocimiento del ministerio público.

Otra de las entidades más activas de Baleares en contra de la “pancatalanización” del archipiélago es Círculo Balear. La asociación ha recriminado el aumento de los actos de apoyo “a la independencia de Cataluña” en colegios e institutos con actuaciones que, con el consentimiento del Ejecutivo autonómico, van “desde colgar banderas separatistas estrelladas en las escuelas a organizar actos en horario lectivo u obligar a los alumnos a apoyar el referéndum ilegal catalán".