Recuento de votos: Chanel no es Rosalía

Gerard Mateo
4 min

Tres días ha tardado el Govern, tres, en felicitar a Chanel de forma oficial por su exitazo eurovisivo. Y lo ha hecho a regañadientes y por acorralamiento periodístico. Tal vergüenza y deshonra ha recaído sobre la portavoz del Ejecutivo autonómico, Patrícia Plaja, que muy bien debe cobrar para prestarse a participar en el circo independentista de tres pistas montado por sus jefes (en las otras dos están Pegasus y el 25% en castellano).

Para ser justos, Plaja escribió un tuit parecido a una felicitación a Chanel la misma noche de Eurovisión, pero lo hizo a título personal. Sin embargo, el Govern al completo (desde Aragonès hasta Jordà, pasando por Geis, Vilagrà y Puigneró) ha dado la callada por respuesta tras el buen resultado de la representante de España en Turín. Ni siquiera les ha tocado la fibra que Chanel sea de Olesa de Montserrat. Nacida en Cuba, sí, pero de la terra. Son como rocas, estos indepes… aunque ya está solucionado. La portavoz ha dado la cara por ellos.

Plaja, pese a todo, no ha felicitado a Chanel motu proprio; se ha visto acorralada ante las preguntas acerca del silencio institucional tras el Chanelazo. Y, aunque ha salido airosa –me imagino a los consellers con los dedos cruzados para que no saliera el tema en la sala de prensa–, no ha desvelado la razón de este mutismo. ¿Cuál será? Igual es que se considera que la artista es una españolaza y que no da votos a la causa; más bien puede quitarlos. Todo lo contrario que la Rosalía, cada vez más querida por sectores separatistas, sobre todo desde el lado de ERC. Claro, ¡si es que canta hasta en catalán!

De hecho, el mismísimo Quim Torra, que no destaca precisamente por su arrojo, felicitó a Rosalía por su Grammy del 2020. Todos sabemos que el expresident no se tiraría a la piscina si no hubiera agua. Pero no ha sido el único guiño del independentismo a la cantante de Sant Esteve Sesrovires. Con anterioridad, Oriol Junqueras la calificó de “cultura catalana” en un momento en el que el independentismo duro reprochó a la motomami que se alejase de las tesis victimistas del separatismo y callara acerca de los presos del procés y el 1-O. Nunca se pronunció. Es decir, lo hizo. Y el mismísimo Aragonès se dejó ver con su mujer en uno de sus conciertos. Nada es por casualidad.

Conclusión: pese a que las dos son fenómenos criados en Cataluña, Chanel no es Rosalía. Es, por decirlo de algún modo, una cantante de segunda categoría para algunos sectarios. Y no es porque no destaque sobre el escenario. Qué pena.

Artículos anteriores
¿Quién es... Gerard Mateo?
Gerard Mateo

Barcelona, 1990. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Comenzó su camino profesional como colaborador en las publicaciones deportivas digitales Madrid-Barcelona y Defensacentral, antes de dar el salto al Diario Gol. Con posterioridad, y tras casi cinco años, aterrizó en Crónica Global, donde hoy por hoy ejerce de redactor jefe de actualidad y edición. Buscando explicación a todo.