Menú Buscar

A Torra, La Rioja le queda fuera de su realidad

Jordi Mercader
5 min

Quim Torra viene anunciando que no piensa acudir mañana a San Millán de la Cogolla para personarse en la conferencia de presidentes autonómicos convocada por Pedro Sánchez y a la que asistirá Felipe VI para mantener un encuentro informal con los asistentes. Es una lástima, allí podría tomar la palabra y repetirles al presidente del gobierno y al monarca sus opiniones sobre la justicia, la corona y todo lo que su sectarismo le inspirara en aquel sublime instante. Torra es más de tuit, cartas y comparecencias institucionales, una ovejita disfrazada de lobo, como le retrató hace unas semanas Miguel Ángel Revilla, el singular presidente de Cantabria.

La incomparecencia será valorada por su público adicto como un acto de desobediencia descomunal que pone en jaque a las instituciones españolas, maltrechas desde hace siglos, siempre a punto de derrumbarse. Los demás ya sabemos que no es para tanto, que más bien es un nuevo error del presidente de la Generalitat, porque en la reunión se hablará de programas y proyectos para distribuir el dinero europeo. Torra ya ha pedido 30.000 millones y lo menos que puede hacer es defender en persona sus pretensiones. Es su responsabilidad para con el conjunto de los catalanes. Si a su mitad de país le basta con la gesticulación inútil, allá ellos, pero algún día al año Torra debería pensar en todos, no solo con los de su bando, como suele decir su predecesor, Carles Puigdemont.

Torra tiene una excusa muy conveniente para no trasladarse a La Rioja. Pesa sobre él su propia recomendación de no salir de Barcelona para evitar un mayor contagio del virus. Hay que suponerle muy capaz de argumentar la trascendencia de la cita riojana para justificar su viaje. De todas maneras, es muy probable que se mantenga en su negativa y aproveche para convocar una nueva comparecencia televisiva, ataviado con su feroz disfraz de lobo, en la que explique porque no va, deslegitimando todo aquello que le incomoda. El disfraz de ovejita no es apropiado para salir por TV3.

La Conferencia de Presidentes, reunida a destajo de forma telemática durante el confinamiento, es un ensayo imperfecto de un órgano de evidentes connotaciones federalistas. Torra no es un federalista, por descontado, aunque en algunos momentos de la emergencia sanitaria se habría apuntado a las practicas federales para suavizar la centralización impuesta por el estado de alarma. La conferencia fue creada por José Luis Rodríguez Zapatero, sensible a las muchas voces de la academia y de la izquierda que se lo reclamaban como un ejercicio de despliegue federalizante del Estado Autonómico. La vida de este encuentro de presidentes autonómicos con el presidente del gobierno central ha sido azarosa e intermitente, incluso insatisfactoria, pero tiene su interés para quienes creen en la necesaria participación de los gobiernos autonómicos en la política general del estado.

Todo esto a Torra le parecerá una milonga, en el sentido figurado de la palabra. Él esta concentrado en la titánica ilusión de acabar con el estado que se ha dotado con este instrumento de cooperación. El presidente de la Generalitat quisiera que el estado que él pinta a diario de opresor, injusto, vengativo y antidemocrático le mandara un cheque de 30.000 millones de euros para hacer frente a la crisis del coronavirus a su gusto y luego se volatizara por arte de magia.

La realidad será algo más complicada. La incompetencia demostrada en la gestión de la desescalada no juega a su favor, tampoco el sistema autonómico imperante que implica que Cataluña no tenga solamente un gobierno, el suyo, sino dos, como todo el mundo sabe. Aunque a él no le guste admitirlo ante las cámaras de TV3, el gobierno central también actúa en el territorio catalán a través de los presupuestos generales del Estado y las ayudas extraordinarias para combatir los efectos económicos de la pandemia. Tal vez si se acercara mañana a San Millán de la Cogolla podría ajustar sus deseos a la realidad.

Artículos anteriores
¿Quién es... Jordi Mercader?
Jordi Mercader

Periodista, analista de la actualidad y escritor.