Solo son negocios

José Antonio Bueno
5 min

Parece que en el Círculo de Economía habrá una junta directiva formada por empresarios, directivos y académicos. Lo que debería ser absolutamente normal es noticia por la anomalía de las recientes hiperpolitizadas elecciones en la Cámara de Comercio de Barcelona. Además, se trata de una junta directiva paritaria en género, acorde con los tiempos de discriminación positiva que vivimos. No se puede pedir más, ni menos.

Lo que ocurrió en la Cámara de Comercio de Barcelona es una auténtica vergüenza para la sociedad civil. Las grandes empresas, las que ponen en el mapa la ciudad, se dejaron robar la cartera como niños. Nada que objetar a quien ganó, ni siquiera al proceso electoral manchado por la sombra de la duda generada por la fragilidad técnica de quien hizo, ni más ni menos, el recuento de las últimas municipales, autonómicas y europeas trufadas de errores, pero todo que objetar a quien perdió sobre todo por su inacción.

Hay muchas citas de Edmund Burke, político conservador irlandés, que encajan perfectamente con lo que ocurre en nuestra sociedad. Burke, convencido antirrepublicano del siglo XVIII, definió el triunfo de la revolución francesa perfectamente, solo la inacción de quienes estaban en contra la hicieron posible, no aquellos que la impulsaban. Una monarquía cae por culpa de los monárquicos que no la defienden, una clase dirigente cae por indolencia y asumir que todo está ganado.

Lo que ocurre en el Círculo de Economía es, afortunadamente, justo lo contrario, una afirmación de lo que aspira a ser, un centro de influencia de la languidecente sociedad empresarial catalana, con ganas de hacerse oír aquí y en el resto de España.

¿Dónde estaba la burguesía catalana en otoño del 17? ¿Dónde está ahora que la decadencia económica es más que evidente? ¿Hasta dónde debe llegar la decadencia de Cataluña, y de Barcelona, para que haya una reacción? Solo un ejemplo. En todas las ciudades del mundo hay robos que acaban mal. Pero hace años una gran multinacional japonesa no invirtió en Barcelona porque uno de sus altos dirigentes entró en coma tras una desafortunada caída producida en un robo en las Ramblas. Ahora se repite una historia similar con una viceministra coreana. Ojalá sea el principio del fin de la decadencia y vuelvan años de mejoría. Barcelona parece resistir todo, hasta que deje de resistir. Nos creemos que vivimos en el mundo ideal, pero hay mucha competencia fuera y al dinero le importa poco el sol y la calidad de vida si es que la medimos por poder tomar un vermut con unos berberechos mirando al mar…

Tenemos que ponernos las pilas, todos. Los políticos locales, los autonómicos y los nacionales. Pero también los empresarios y directivos. No basta con llorar y admirar lo bien que lo hace Madriz. Porque Madrid ha dejado de robarnos para simplemente dejar claro que hay vida más allá de la política. Pero quien dice Madrid dice Valencia, Bilbao o hasta Zaragoza o Logroño. Hay que recuperar la ilusión por hacer cosas, por volver a ser ciudadanos de un mundo cada vez más pequeño.

Una candidatura que engloba al presidente de un banco y al consejero delegado de otro, al presidente de la empresa con sede en Cataluña que más factura que, además, representa en la península ibérica a una de las mayores multinacionales europeas, a una consejera del Banco de España, a un exalcalde, a la presidenta del puerto, a una exministra y así siguiendo hasta completar un elenco difícil de igualar debe servir de motor para despertar a esta sociedad que se aletargó por su éxito, se escondió en el conflicto y ahora no sabe hacia dónde ir. Necesitamos líderes también, y sobre todo, en la sociedad y de los negocios. Por una vez pensemos con la cabeza y dejemos las emociones provincianas para el fin de semana. Con lo de comer no se juega, a pesar de que hace tiempo que nos tiramos migas de pan cuando no huevos…

Artículos anteriores
¿Quién es... José Antonio Bueno?
José Antonio Bueno

José Antonio Bueno es ingeniero de formación y consultor de profesión, conocedor de la realidad empresarial catalana, española y europea. Ha realizado proyectos en dos sectores fundamentalmente, automoción y servicios financieros, si bien su especialidad en la gestión de procesos de adquisición y compra de empresas le ha hecho conocer otras realidades empresariales. En verano de 2017 inició un nuevo proyecto empresarial con varios socios nacionales e internacionales, tratando de aunar su bagaje como consultor con el análisis avanzado de datos, dándole un nuevo enfoque a sus servicios coherente con la realidad digital que nos rodea.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información