Menú Buscar

Soldadito 'estelat', soldadito 'valiente'

2 min

En los últimos años, coincidiendo con el procés que ha conseguido resquebrajar Cataluña y dividir la sociedad en dos, los secesionistas han aumentado la intensidad de su tradicional campaña de desprestigio de las fuerzas armadas. Y cuando no se quejan de que aviones militares sobrevuelen su propio país, protestan porque haya soldados haciendo maniobras o porque intentan informar a los jóvenes de las salidas profesionales que el ejército ofrece. Solo les interesa desgastar una de las instituciones más importantes de la nación española.

A muchos independentistas lo que le molesta no es que los soldados lleven armas, sino que en los cuarteles ondee la bandera rojigualda, y no la 'estelada'

Y es que a muchos independentistas lo que le molesta no es que los soldados lleven armas, sino que en los cuarteles ondee la bandera rojigualda, y no la 'estelada'. No piensan en la aportación del ejército a la sociedad, en su labor en misiones humanitarias o en catástrofes naturales, o en su defensa de las libertades democráticas que disfrutamos. Lo que les saca de quicio es que son el ejército "español". Porque no duden que en una 'República catalana' también habría tanques. Eso sí, con la 'cubana' pintada en todos los vehículos.

En una democracia madura como la española que, por mucha crisis económica y política que esté viviendo, está consolidada, el ejército tiene un papel fundamental. Ya no estamos hablando de esos 'espadones' del siglo pasado, tan proclives a las asonadas. Tenemos unas fuerzas armadas profesionales, leales a la democracia y al ordenamiento constitucional. Los que buscan deslegitimarlas lo que pretenden es erosionar nuestro sistema político. No lo olviden, lo que les molesta en el "soldadito español, soldadito valiente" es el "español". Si fuera 'estelat', les parecería estupendo.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).