Menú Buscar

La reconstrucción de Europa, bajo la batuta de Merkel

Roberto Giménez
3 min

Debo decir que envidio a Portugal, Alemania y Reino Unido, pero estamos en España. Y sus políticos me recuerdan a una camada de lobos hambrientos en la ley de la selva. Me disgusta decirlo así, pero es lo que pienso. Eso merecería un artículo en profundidad, pero hoy, en este maldito abril de luto mundial,toca escribir sobre el derrumbe económico. 

No he conocido un año tan triste. No soy melancólico, lo que pretendo es hablar del derrumbe económico. Y para ello no es necesario ser economista, sólo hay que tener dos luces para saberlo: hace dos meses ya dije que la crisis del 2008 que llegó de EEUU era un aperitivo del tsunami de este maldito 2020. Ahora ha llegado desde China y nos va a dejar helados.

España es el segundo país más visitado del mundo con un PIB directo cercano al 12%. Pese a que todo lo que digo es triste creo realmente que la crisis tendrá forma de L, a la japonesa, y no de V, como se señalaba al inicio de la crisis. Y lo digo desde mi condición, de siempre, de optimista.

Hoy Europa necesita de un nuevo Plan Marshall, el que impulsó Estados Unidos a finales de la II Guerra Mundial. Recordemos que adoptó aquella decisión por un doble motivo: el político y el económico. Los estadounidenses eran enemigos de los rusos, y éstos, a su vez, de los norteamericanos. Eran potencias enemigas y lo siguen siendo. En todo caso, aquel plan Estados Unidos no puede repetirlo ahora. Donald Trump ve a los europeos también como rivales.

El papel que hace sesenta años representó Estados Unidos, con el senador Marshall, lo podría ejercer ahora la canciller alemana Ángela Merkel. Y no por una cuestión de filantropía, sino por interés económico, porque el resto de la Europa rica (Alemania, Austria, Holanda y Escandinavia) son los mejores clientes que tiene Alemania. Y necesitará otros, porque la poderosa Francia se va al colapso y, como en el dominó, si las fichas caen acabará cayendo Europa entera, que ya estaba debilitada por el desgraciado proceso del Brexit.

No sólo es política. Se trata de economía. A finales de los años 40, con la destrucción humana de Europa y el derrumbe económico de la vieja Europa, España quedo al margen de la reconstrucción general. Hoy la salvación económica será en forma de 'coronabonos' o eurobonos, es igual el nombre de la cosa. Pero ocurrirá.

Artículos anteriores
¿Quién es... Roberto Giménez Gracia?
Roberto Giménez

Durante treinta años ha sido director del Vallés, era el segundo semanario más antiguo de Cataluña, y fue director de Honor de El Vallès del siglo XXI. Ha escrito diez volúmenes de la serie 'Casi treinta años y un día' -en Sant Jordi de 2017 se publicó el último: 'Mis Enemigos Íntimos'-. Son las memorias del director del semanario comarcal más leído en Cataluña, que desapareció seis meses después de que lo dejara. Cada Sant Jordi publica una edición de 100 ejemplares que se agotan el mismo día. ¿Por qué no hace más? "Son para mis amigos", responde. Retirado antes de tiempo, con 55 años, por culpa de una bala traidora en la médula... También se le puede seguir en Facebook -cada día laborable publica 'La libreta azul'- y en Twitter. No es el capitán Araña. Sus amigos dicen que es honesto y leal, pero eso se lo dicen porque son sus amigos. Para entrar en su cofradía exige Derecho de Admisión. Vale quien sirve, pero no sirve cualquiera.