Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Que no disimulen, Rufián para TV3

4 min

No hace falta que disimulen más. Tras los últimos nombramientos en las cúpulas de TV3 y en Catalunya Ràdio, que no son comisarios políticos, sino lo siguiente, deberían definitivamente decir de manera franca lo que piensan: que los medios de la Generalitat son 'suyos', que han de servir para la agitación independentista, y que los catalanes colonos/unionistas que no estén de acuerdo se callen, pero que sigan pagando para engrasar la maquinaria de propaganda de Esquerra Republicana los lunes, miércoles y viernes y la de Convergència los martes, jueves y sábados. El domingo, para Mikimoto y Toni Soler, que los 'patriotas' también tienen derecho a vivir...

Ya que se han echado al monte, pueden nombrar directamente a Gabriel Rufián como director de TV3 y a Toni Albà como jefe de informativos

No sé para qué escogen para estos puestos a personas con vinculación periodística. Ya que se han echado al monte, pueden nombrar directamente a Gabriel Rufián como director de TV3 y a Toni Albà como jefe de informativos. O a Santiago Vidal como defensor del espectador. O a Quico Homs como máximo responsable de Catalunya Ràdio. Sería una postura más honesta porque sería más coherente con su modelo de cómo han der ser los medios de comunicación públicos, más cercano a Radio Popular de la KGB que a la BBC.

Los comités de empresa de los medios de la Generalitat han levantado la voz una y otra vez denunciando las injerencias gubernamentales. Ya pueden clamar en el desierto, porque la hoja de ruta marcada por el alto mando del procés tiene subrayado en rojo lo de "usar TV3 y Catalunya Ràdio como altavoces de propaganda". Lo han tenido claro desde el primer minuto del partido y no les importa que el prestigio de estos medios sea, en la actualidad, menos que cero. Ya solo la ven 'ellos', los que ya están convencidos, y no se dan cuenta que su efectividad es cada día menor, porque su capacidad de influencia ha ido menguando a medida que han sustituido la información por el agitprop.

En una Cataluña que cierra quirófanos y ambulatorios, los medios de comunicación públicos nos cuestan centenares de millones de euros que serían imprescindibles para fines más necesarios. Los medios de la Generalitat han de tener una utilidad social para justificar la elevada inversión por parte de las arcas públicas en cada ejercicio presupuestario. Por eso han de retornar a la vía de servir a todos (a todos, por encima de su ideología) los catalanes, o habrá que cuestionarse su papel.

Los medios de la Generalitat han de retornar a la vía de servir a todos los catalanes por encima de su ideología, o habrá que cuestionarse su papel

Hasta que llegue ese momento, me tranquilizan iniciativas como la del diputado socialista David Pérez, que pidió la lista de tertulianos de TV3 y Catalunya Ràdio. Desearía que esta acción sirviera para corregir los déficits de pluralidad a la hora de escoger los participantes en estos programas informativos. Aunque me temo lo que pasará. Mejor dicho, ya lo sé. Por eso pido que Rufián dirija TV3, para dejarnos de disimulos.

También quiero aplaudir a las eurodiputadas de ALDE Teresa Giménez Barbat y Carolina Punset por denunciar que los nombramientos al frente de TV3 y Catalunya Ràdio ponen en peligro la libertad de dichos medios y atentan contra el artículo 11.2 de la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, y por mostrar su solidaridad con el Sindicato de Periodistas de Catalunya por su denuncia de politización de los medios de comunicación públicos catalanes.

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).