España es 'Cataluña'

Manuel Trallero
5 min

A raíz de la sentencia del caso Gürtel que ha acabado condenando al Parido Popular como "beneficiario a título lucrativo", se ha reproducido por estos lares la parábola evangélica de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio. No seré yo quien practique el bonito número de magia potagia del "tú más que yo" porque en esto, como en otras muchas cosas --ya lo establecieron los Reyes Católicos--, "tanto monta, monta tanto". Al fin y al cabo el partido del señor Mariano Rajoy y el partido del señor Artur Mas por el caso del Palau de la Música --por mucho que ahora la mona de Convergència se vista de seda con el de PDeCAT, mona se queda-- han sido condenados como "participes lucrativos" por sendas tramas de corrupción.

No acaban aquí las similitudes, porque si la señora Cospedal dijo en sede parlamentaria que "los argumentos de un juez no son palabra de ley", al señor Mas le faltó tiempo para enmendar la plana al tribunal del caso Palau y señalar que "si tú acusas a alguien de cobrar comisiones es porque crees que se han alterado los contratos de obra pública, y si no analizas estos contratos no lo puedes saber". Tanto Rajoy y sus mariachis como Mas y los suyos calificaron las pruebas contra sus formaciones de simples "papelitos" aunque en ellos apareciera la anotación bien de "Daniel" (por Daniel Osàcar, tesorero de Convergència) o bien "M." (por Mariano Rajoy). Para mayor inri, no se podía decir ni pío al respecto porque primero había la presunción de inocencia, después el tema estaba sub judice y, ahora que ya hay sentencia, no es una sentencia firme por estar ambas recurridas. Supongo que en la otra vida ya podemos hablar, Dios mediante, largo y tendido.

Mientras que la sentencia del Palau establece que Convergència era una entidad caritativa ya que "disponía, de una extensa y sólida estructura de personas vinculadas al partido [...] en el marco de una atmósfera de sutiles lazos y mensajes, donde las influencias y recomendaciones fluyen por discretos y opacos canales que permiten garantizar el éxito de su objetivo y a la vez permanecer ocultos a los ojos de extraños". En la caso Gürtel ocurre otro tanto ya que "entre el Grupo Correa y el Partido Popular se tejió, pues, una estructura de colaboración estable, dentro de la normal actividad de dicho partido político".

El resultado no difiere tampoco demasiado porque en un caso es que "una empresa constructora como Ferrovial (dedicada en buena parte a la obra pública), entregue a una formación política como CDC (con posibilidades reales de influir en el proceso de adjudicación de obra pública y adjudicarla directamente) determinados porcentajes de las obras efectivamente adjudicadas a aquella desde mesas de contratación nombradas por entes gobernados por CDC", y en el otro "las mercantiles que contratan lo hacen siempre con administraciones dirigidas por cargos públicos, pertenecientes al Partido Popular, que, gracias a las facultades que por derecho les confieren sus cargos, consiguen imponer un control de hecho sobre las adjudicaciones, de manera que estas se lleven a cabo vulnerando la normativa administrativa que ha de regular la contratación pública".

Pero, por favor, que nadie se preocupe. En próximas fechas se anunciará un nuevo acto de homenaje a la figura y la obra del expresidente Jordi Pujol. Los catalanes eso sí que lo tenemos.

Artículos anteriores
¿Quién es... Manuel Trallero?
Manuel Trallero

​Ex periodista y ex casi todo lo demás. Tengo una edad ímproba, ¡incluso me acuerdo de que Franco murió en la cama! Eché artículos en 'La Vanguardia' hasta que me cansé. Hice un libro junto con Josep Guixá sobre Carmen Broto y otro solito sobre el (mal) llamado 'caso Palau'. Ambos tuvieron un éxito descriptible. Preparo una biografía de Jordi Pujol. Me he dado de baja del fútbol y del gintonic. Me gusta Schubert, aunque empiezo el día con Bach, mi ídolo fue Cassius Clay. Leo libros de historia en la cama. No soporto los restaurantes, las novelas ni el cava. Jamás veo la televisión ni oigo a Jordi Basté en RAC1. Practico la siesta del carnero y el boxeo.  

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información