No es cierto que Pedro Sanchez no sepa qué hacer con la economía

Carlos Díaz Güell
5 min

La victoria de Pedro Sánchez en las primarias a la secretaria general del PSOE va a tener consecuencias para la economía española, y estas no van a girar solo en torno a la desaparición de la esfera económica socialista de José Carlos Díez, coordinador de la ponencia de política económica del PSOE que se debatirá en el 39 Congreso Federal del 17 y 18 de junio y afín a Susana Díaz, sino que su papel como líder del todavía primer partido de la oposición y supuesto candidato a ocupar la presidencia del Gobierno de España va ser mirado con lupa por lo que se conoce como "mercado".

Hasta el momento, JP Morgan y Bank of America se han mojado con duros pronunciamientos contra la política económica propuesta (sic) por Sánchez y posicionándose a favor de la candidatura de la perdedora Díaz, y a ello, seguramente, seguirán más admoniciones por parte de otros miembros de la comunidad financiera internacional que veían y ven con buenos ojos la actual progresión de la economía española.

Poco se sabe de las ideas de Pedro Sánchez en materia económica, salvo que están in process y que se quiere cargar la reforma laboral vigente, aprobada por obra y gracia de la mayoría absoluta del PP de 2011, santo y seña de la rácana recuperación económica que disfruta España, pese a lo llamativo de los incrementos porcentuales.

Sánchez dice ser más de izquierdas en economía que cualquiera de sus adversarios-candidatos y contaba con Manuel Escudero, alias Manu, como consejero áulico en materia económica, quien comparte algo más que foro de debate con Pablo Iglesias y su entorno

Sí se sabe que Sánchez dice ser más de izquierdas en economía que cualquiera de sus adversarios-candidatos y que contaba --y se supone que cuenta-- con Manuel Escudero, alias Manu, como consejero áulico en materia económica. Economista que, al decir de sus adversarios, no se para en barras a la hora de defender propuestas tales como la renta básica universal y la banca pública, algo muy en línea con las ideas de Pablo Iglesias y su entorno económico, con los que comparte algo más que foro de debate.

Hombre de larga trayectoria dentro del PSOE, como queda reflejado por el hecho de que fue el coordinador del programa del candidato a la presidencia del Gobierno Josep Borrell en los años 1998-99, impulsor de la adopción estatutaria de las primarias por el PSOE en el año 2000 y parlamentario del PSOE por Madrid en el Congreso de Diputados en 2003-2004, Escudero no es un recién llegado a la izquierda política, aunque el paso de los años, al decir de quienes le conocen, le han escorado hacia el ala más radical de la izquierda.

Titulado por la London School of Economics al igual que el economista de cabecera de Ciudadanos, Luis Garicano, Escudero ha sido profesor en la universidad IE, conglomerado privado que tiene como objetivo fundamental ganar dinero. Incluso llegó a ser directivo de la jesuita Deusto Business School a su vuelta de Nueva York, en donde trabajó para Naciones Unidas, organización en la que han encontrado cobijo distintos/as dirigentes socialistas en las últimas décadas.

Sería, sin embargo, pueril e irrespetuoso descalificar a Escudero por algunas de sus tesis públicamente defendidas, siendo más apropiado incorporarlo a la categoría de supervivientes del PSOE como Tezanos, Narbona o el propio Borrell que revienen con Sanchez una tardía primavera.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carlos Díaz Güell?
Carlos Díaz Güell

Empezó en el periodismo escribiendo de economía cuando nació 'El País' y hoy sigue haciendo lo mismo. Entre las dos fechas, ha tocado todos los palillos de la comunicación: ha dirigido periódicos económicos, facultades de periodismo y se ha responsabilizado de la comunicación en la Administración Pública o empresas y entidades como Iberia o el Banco de España.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información