Menú Buscar

Oprah Winfrey, la gallina de los huevos de oro

Eva Moll de Alba
5 min

Ayer las acciones de Weight Watchers International en la Bolsa de Nueva York subieron un 20% después de que la reina de la televisión, Oprah Winfrey, lanzara a sus casi 31 millones de seguidores un tuit de 66 caracteres en el que incita a comer pan, perder peso y seguir un programa de pérdida de peso con Weight Watchers.

La presentadora que todo lo que toca convierte en oro adquirió hace unos meses el 10% de la sociedad y con su mensaje ha ganado nada menos que doce millones de dólares, un millón por kilo que dice que ha perdido.

Es sorprendente que todavía haya personas que se pregunten si la comunicación a través de las redes sociales es importante y tiene un impacto directo sobre la reputación corporativa y sobre la relación con los clientes

Es sorprendente que todavía haya personas que se pregunten si la comunicación a través de las redes sociales es importante y tiene un impacto directo sobre la reputación corporativa y sobre la relación con los clientes. Es cierto que existe, en concreto en Twitter, demasiado ruido, demasiadas cuentas falsas, demasiados usuarios sin identificar y demasiados mensajes sin contenido, pero lo que es incuestionable es la eficacia de un nuevo canal que permite que cualquier persona tenga un altavoz, además de crear una vía directa de comunicación entre personalidades antes inalcanzables y los simples mortales.

Con sus 288 millones de usuarios y la rapidez que presenta a la hora de difundir mensajes, Twitter proporciona información sobre cómo se comportan y cómo son las personas que emiten los tuits. Actualmente Twitter está retando, por su capacidad para propagar información de forma inmediata, a los medios de comunicación tradicionales, adelantándose a la televisión y a los medios en la información en determinados incidentes mundiales, tomando un rol muy activo en cuestiones de interés público y masivo, como las elecciones y la gestión de desastres naturales o enfermedades.

Imaginen un mundo en el que Gandhi o Hitler pudiesen haber opinado a tiempo real sobre temas concretos; es posible que hubiese cambiado el rumbo de la historia. O lo que darían los celebrity worship por acceder a los tuits de JFK y Marilyn Monroe. Y si retrocedemos más en la historia, imaginen el contenido de la cuenta Twitter de los grandes personajes de la historia.

Si analizamos los 100 usuarios de Twitter con más seguidores, encontramos que los primeros puestos los ocupan los famosos como Kate Perry con casi 82 millones de seguidores y Justin Bieber con más de 74 millones. En el cuarto puesto destaca el primer presidente que hizo campaña a través de las redes sociales, Barack Obama, con más de 69 millones de seguidores, y la influyente Oprah Winfrey se sitúa en el puesto 22 con sus 30,9 millones de seguidores.

Muchas personalidades ganan varios miles de dólares por tuit

En las 20 primeras posiciones de Twitter en número de seguidores encontramos a 11 cantantes de música pop, un político, cuatro aplicaciones online, un deportista y dos periodistas, y en el puesto 20 está CNN. Las celebrities o personalidades están muy bien representadas en Twitter y lo utilizan como plataforma para comunicarse con sus admiradores, opinar y facilitar información sobre sus actividades y su vida diaria.

Teniendo en cuenta el potencial que tienen las celebridades para alcanzar a una gran audiencia, las marcas han añadido los tuits a los acuerdos de patrocinio. El importe que se paga por cada tuit depende del impacto que hayan tenido sus tuits anteriores, medidos en función de la cantidad de respuestas de los seguidores a través de los retuits.

Muchas personalidades ganan varios miles de dólares por tuit, como el rapero estadounidense Snoop Dogg que gana 8.000 dólares por tuit o la cantante y coreógrafa Paula Abdul, que participaba como jurado en el programa de talentos American Idol y que cobraba unos 5.000 dólares por tuit.

Otros ganan mucho más, como Kim Kardashian que cobra 10.000 dólares por tuit o Charlie Sheen al que le pagaron 50.000 dólares por un solo tuit de la página de Internships.com. Este tuit logró 95.333 clicks en la primera hora y 450.000 clicks en 48 horas, generando un trending topic a nivel mundial, atrajo 82.148 aplicaciones de prácticas de 181 países y sumó un millón de visitas adicionales a Internships.com.

Estas cifras son, como dicen los americanos, peanuts o cacahuetes si las comparamos con el efecto que ha tenido la gran Oprah que ha engordado sus cuentas en 12 millones de dólares con un solo click.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eva Moll de Alba?
Eva Moll de Alba

Editora-Fundadora de Vegueta Ediciones, nació en Las Palmas de Gran Canaria, vive en Barcelona y se considera ciudadana del mundo. Economista y Doctora en Periodismo con una tesis sobre redes sociales, se define a sí misma como una emprendedora apasionada de la tecnología, la literatura, los viajes, la vida urbana y el buen humor.