Cuatro claves casuales para intentar entender el 'procés'

Carles Enric
4 min

Una de las labores más complicadas en estos tiempos es sintetizar. A más información, más complicado es hilvanar un discurso sobre un tema concreto. El procés no podía ser menos. Y, en el momento histórico actual al que asistimos, vamos a intentar sintetizar en cuatro ideas clave cómo entender, o al menos intentar entender, la situación actual.

La primera clave, a veces olvidada, es el pasado de Puigdemont. Su período 1988-2004 será estudiado en el futuro como uno de los motivos principales, y por qué no decirlo, menos conocidos, que han llevado al procés a un momento como el actual. Como se vio en la cena de fin de año, Puigdemont ha vuelto a rodearse del pasado. ¿Casualidad?

La segunda clave, con personajes en cierta manera diferentes, es la sombra del atentado de agosto. Escribimos sombra pero deberíamos decir sombras. Demasiados hilos sueltos, y demasiadas casualidades. Sin lugar a dudas, en las próximas semanas volverá a salir un nombre clave, el del mayor Trapero. ¿Su actual silencio es casualidad?

 

No parece casualidad que los periodistas mejor pagados de Cataluña estén al servicio del independentismo

 

La tercera clave es económica. La subida del bitcoin, a partir de octubre, con una alta demanda, y la actual bajada de hasta un 50% en su valor no son ajenos al procés. En un mundo global, Emiratos Árabes Unidos siempre ha jugado un papel de nexo entre Asia y Europa. Incluso hace unos años, con inteligencia, alguien ya intentó tomar el control del FC Barcelona desde la segunda ciudad del país. El Barça siempre se ha considerado una pieza clave en el procés, y quizás, desde el constitucionalismo, hemos de agradecer al presidente Bartomeu su sacrificio para que el club mantenga una equidistancia compleja. ¿Son casualidad los ataques sufridos a pesar de deportivamente estar en su mejor año?

La cuarta, y última clave, es la desinformación. Nunca en la historia de la humanidad la información había sido tan accesible como ahora. Curiosamente, nunca como ahora la propaganda, con su reino en TV3 y medios afines como RAC1, había ido tan lejos. La propaganda tiene un fin en sí mismo, mientras que la información se interpreta según nuestras ideas. Que el futuro de Cataluña se decida en base a la propaganda nunca será bueno. Tampoco parece casualidad que los periodistas mejor pagados de Cataluña estén al servicio del independentismo.

Intenten saber sobre estas cuatro claves, casuales claro, y dispondrán de una información privilegiada sobre Cataluña. Prácticamente todo el procés tiene su origen en alguna, o algunas, de ellas. No hay acto, no hay acción, no hay discurso, no hay estrategia que no requiera de su conocimiento. Aunque, como curiosidad, intentar entenderlas todas como una línea uniforme es una labor prácticamente imposible. Eso, fíjense, no es ya casualidad, sino simplemente la complejidad de la vida.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

¿Quiere hacer un comentario?