Las anécdotas y las casualidades de ERC

Carles Enric
5 min

Tras los diversos incidentes de los cachorros de la CUP contra el turismo masivo en Barcelona, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, ha despachado el tema calificándolo como algo “minoritario y anecdótico”. Ahondando más en el asunto ha expresado que le resulta “divertido” que “un incidente de tres o cuatro personas” esté teniendo “tanta resonancia”.

Aún más, ha extrapolado el asunto al procés y ha indicado que “esto es lo que realmente jode” al Gobierno central: “Que el proceso sea pacífico, cívico y democrático”. Ya saben, aquellos que repiten mucho una palabra es que necesitan reforzar su creencia.

Según el diputado Tardà, los asaltos a buses de turistas indefensos de sus socios de Govern o los intentos —el hedor a meado en los pantalones de los radicales en su huida a sus casas de la Costa Brava o Baleares se huele a kilómetros— de escraches en el cuartel de la Guardia Civil son simples anécdotas.

En esa ERC tan representativa del trabajo, a casi ninguno de sus líderes se le conoce otro oficio que no sea la política; el más, su jefe, Oriol Junqueras

Quizás tiene razón el diputado. Si los hechos puntuales como los citados para Tardà son anécdotas, asuntos como que el diputado lleve viviendo de dinero público desde finales de los 70, es decir, casi 50 años, debería ser, entonces, una casualidad. Casualidad en el sentido de aquel anuncio televisivo de Javier Cárdenas, es decir, que pasa muchas veces.

En esa ERC tan representativa del trabajo, a casi ninguno de sus líderes se le conoce otro oficio que no sea la política; el más, su jefe, Oriol Junqueras. Recordemos, ya colocado haciendo programas en TV3 hace 20 años.

Cuando un político tiene la poca vergüenza de calificar un asalto —por cierto, recogido en buena parte de los medios internacionales con más fuerza que el propio procés; replicando a Tardà, “eso sí les jode y mucho”— como una anécdota, uno sólo puede pensar dos cosas. Una, que el tipo es un profundo ignorante malicioso, y dos, que no sepa qué es la calle. Creo que ambos se juntan en Tardà y todos los líderes de ERC. Su conocimiento de la calle es escaso. Hace tantos años que viven subidos al sueldo oficial que olvidan la realidad. Curiosamente, su máxima relación es cobrar de España.

Decía el dicho que Roma no paga a traidores; en Cataluña, no sólo cobran del teóricamente invasor sino que defienden con su idiotez posturas para perjudicar a la mayoría

Y digo curiosamente porque nadie imagina que un líder independentista o que luche contra un país invadido, ejemplo más claro Francia en la Segunda Guerra Mundial, viviera del sueldo de sus supuestos invasores. Perdón, sí había unos en ese país, los colaboradores de Vichy.

Volviendo a las citas, decía el dicho que Roma no paga a traidores; en Cataluña, no sólo cobran del teóricamente invasor sino que defienden con su idiotez posturas para perjudicar a la mayoría de los ciudadanos del país que viven del turismo.

Para ellos, el turismo debería desaparecer de Cataluña. Curiosamente, y de nuevo, uno de los mayores ingresos que tendría su país ideal del futuro. Está claro que para ellos es otra anécdota; para algunos, otra casualidad en la forma histórica de actuar de un partido que precisamente no siempre ha estado al lado de la gente ni de la democracia.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carles Enric López?
Carles Enric

Soy un tipo corriente. Estudié una carrera en Barcelona e hice un Erasmus en Londres. Me casé, tuve hijos, me divorcié, me divertí, me junté, me separé… y siempre pensé que escribir era apasionante, sobre todo de lo cercano. Mi experiencia en el mundo editorial me permitió entender que vivía en un país que confunde profesionalidad con no tener ideas propias. Eso me preocupó y con los años sólo procuro ser coherente. No me caso con nadie, y eso no gusta. Si busca pleitesía al poder no lea mis artículos.

¿Quiere hacer un comentario?