Ni el catalán ni el castellano peligran en Cataluña

Roberto Giménez
2 min

Hemos pasado una Navidad especial por culpa del Covid-19; no conozco a nadie que no tenga un familiar que no haya muerto, o un amigo. El coronavirus es la neo peste negra del siglo XXI. Cada siglo ha tenido una; la diferencia de esta es que solo ha matado a personas mayores. Las personas mayores que no se han vacunado, y que yo conozco, están en peligro aunque no salgan de casa. Los fines de semana están en riesgo porque están en contacto con sus familiares.

En Cataluña, estamos con el mismo discurso separatista de Pere Aragonès; tiene la misma intención que el anterior president, Quim Torra. Pasa de la ley. El día de Sant Esteve sale de la Generalitat para decir implícitamente que no aplicará la ley, que no pondrá el 25% en castellano porque defiende la totalidad de la educación en catalán, y lo hace en una escuela pública de Santa Coloma de Gramenet en donde las familias hablan en castellano.

Es cierto que en Cataluña casi todos los catalanes hablamos los dos idiomas, pero todos preferimos hablar la lengua materna, es un derecho natural. El catalán no se perdió en la dictadura franquista. La ventaja del castellano es, como se sabe, que se habla como se escribe…

El que sea mayoritario en los medios de comunicación social, y que sea la primera lengua materna más hablada en Occidente es un privilegio, la hablan 500 millones de personas.

El castellano y el catalán no peligran por mucho que el president de la Generalitat quiera no cumplir con la ley…

Artículos anteriores
¿Quién es... Roberto Giménez Gracia?
Roberto Giménez

Durante treinta años ha sido director del Vallés, era el segundo semanario más antiguo de Cataluña, y fue director de Honor de El Vallès del siglo XXI. Ha escrito diez volúmenes de la serie 'Casi treinta años y un día' -en Sant Jordi de 2017 se publicó el último: 'Mis Enemigos Íntimos'-. Son las memorias del director del semanario comarcal más leído en Cataluña, que desapareció seis meses después de que lo dejara. Cada Sant Jordi publica una edición de 100 ejemplares que se agotan el mismo día. ¿Por qué no hace más? "Son para mis amigos", responde. Retirado antes de tiempo, con 55 años, por culpa de una bala traidora en la médula... También se le puede seguir en Facebook -cada día laborable publica 'La libreta azul'- y en Twitter. No es el capitán Araña. Sus amigos dicen que es honesto y leal, pero eso se lo dicen porque son sus amigos. Para entrar en su cofradía exige Derecho de Admisión. Vale quien sirve, pero no sirve cualquiera.