Menú Buscar

Merdacat, ¿dígame?

4 min

(Dependencia oficial de la Generalitat. Telefonista atendiendo llamadas)

-Merdacat, ¿dígame?

-¿Es el organismo encargado de lanzar mierda sobre los malvados unionistas falangistas lerrouxistas y otros enemigos del proceso que nos llevará a la plena emancipación nacional mientras el mundo nos aplaude y nos admira?

-Sí, aquí es.

-Querría denunciar las maldades de Societat Civil Catalana en mi pueblo.

-Le paso con la agenta Dora la Exploradora.

-¿Dora qué?

-Es un alias. Los malvados unionistas querrían acabar con nuestros agentes, luchadores por la libertad al desenmascarar y combatir a los enemigos de nuestra admirable patria.

-Entiendo... páseme.

(Se traspasa la llamada mientras suena el 'money, money' del musical Cabaret)

-¿Dígame? ¡Pero ya! Que usted no sabe con quién está hablando. Y además Àngel Palomo pasaba por allí y no tiene nada que ver con el yihadismo. ¡Que le quede claro!

-Osti, la Rachola. Es un placer, soy un admirador suyo por su vehemencia y su activismo constante.

-¿Me ha reconocido? Teóricamente tenemos que mantener el anonimato. Pero con mi carisma es difícil. ¿Qué desea?

-Denunciar las maldades de Societat Civil Catalana en mi pueblo.

-Uy, ese no es mi departamento. Me dedico a la defensa del Gran Timonel Mas, de Àngel Palomo y a comentar el color de las bragas de Belén Esteban. Le paso con la persona que lo lleva.

-Muchas gracias, ¡guapa! ¡patriota!

-No se merecen. Le paso.

(Se traspasa la llamada mientras suena el 'Hasiendo el amor' de Dinio)

-Buenas tardes, el agente Doraemon al aparato. ¡Ra, ra, ra, Artur ganará!

-Ostras, el Francescus-Marcus Hálvarus.

-¿Me ha reconocido? Teóricamente tenemos que mantener el anonimato. Pero con mi carisma es difícil. ¿Qué desea?

-Denunciar las maldades de Societat Civil Catalana en mi pueblo.

-Uy, ese no es mi departamento. Me dedico a la defensa del Gran Timonel Mas, de Kiko Homs y a comentar el color del tanga de Jhoel Jhoan. Le paso con la persona que lo lleva.

-Muchas gracias, ¡gua...! Mejor ¡patriota!

-No se merecen. Le paso.

(Se traspasa la llamada mientras suena el 'Es una lata el trabajar', de Luis Aguilé)

-Buenas tardes, la agenta Barra Brava al aparato. ¡Madrid se quema, se quema Madrid!

-Ostras, esto es aún mejor, eres Mónica Terrible.

-¿Me ha reconocido? Teóricamente tenemos que mantener el anonimato. Pero con mi carisma es difícil. ¿Qué desea?

-Denunciar las maldades de Societat Civil Catalana en mi pueblo.

-Aquí es. Dígame, el Merdacat siempre al servicio de la nación catalana.

-Un socio de Societat Civil Catalana puso en la plaza de la villa un cartel en la que osaba decir que la pequeña estelada de quince metros de mástil de hierro fundido de los cañones que se usaron en la defensa de la villa en 1714 que el ayuntamiento ha puesto en el tejado de la guardería municipal tiene que ser retirada. ¡Es indignante!

-Tiene usted razón. Estos unionistas quieren cercenar la libertad de expresión de nuestro pueblo.

-¡Y encima se atreve a decir que es un riesgo para los niños, que puede hundir el techo! ¡Cómo se atreve a atacar a los patriotas que en 1714 lucharon por la libertad en nuestro pueblo!

-Ha llamado al sitio adecuado. Le pasaré con mi secretaria y déle los datos de este traidor. Desde ahora mismo el Merdacat se pone en marcha. Ya sabe nuestro lema 'Donde ponemos el ojo, ponemos el titular'. El honor de nuestra patria será restaurado. ¡Visca Catalunya lliure!

-¡Visca! ¡Y visca el Merdacat, una estructura de Estado imprescindible!

-¡Visca!

Artículos anteriores
¿Quién es... Sergio Fidalgo?
Sergio Fidalgo
Tras licenciarse en Periodismo e Historia, comenzó su carrera como redactor erótico ('La guía del sexo'). De ahí pasó a la prensa deportiva (BiB, As, 23 perico y La Grada) y a la política (E-notícies). Ha publicado media docena de libros sobre el RCD Espanyol, uno de poemas de gasolinera ('Antología patética') y tres sobre bares de Barcelona ('Las bravas del Tomás' y 'Barcelona on the rocks' -1 y 2-).