Menú Buscar

'Limpieza' en Cataluña

Joaquín Abad
25.01.2018
3 min

Los que se resisten a secundar la locura nacionalista catalana lo están pasando mal. Los jóvenes cachorros de Arran, rama juvenil de la CUP, imitando la kale borroka vasca, no paran de ejercitar la violencia contra las organizaciones, empresas y políticos que no se manifiestan a favor de la república.

El nuevo ataque al único periódico que no defiende las tesis nacionalistas, Crónica Global, demuestra cómo la hipocresía de unos partidos que se dicen de izquierda miran para otro lado porque en el fondo aplauden a los cachorros violentos que se dedican, enmascarados, a atacar sedes de partidos, empresas y medios informativos, para alcanzar lo que en otra región de España, en el País Vasco, lograron en las décadas de los años setenta, ochenta y noventa. Que cientos de miles de vascos se marcharan porque no aguantaban la presión de los partidarios de los terroristas de ETA.

Barcelona ya sufrió en la década de los setenta el terrorismo que asesinó a personas representativas, como el empresario José María Bultó, en mayo de 1977, y el exalcalde Joaquín Viola y su esposa, con bombas en el pecho en enero de 1978. Su autor, Jaume Martínez Vendrell, ahora es recordado con honores en TV3, con el cinismo de quieres no pretenden otra cosa que una limpieza en la región donde en las últimas elecciones ganó precisamente quien defendía la unidad en lugar de la secesión.

Si la autoridad competente no frena estos actos de terrorismo, la escalada de las amenazas aumentará un grado, y en cualquier momento pueden pasarse de la raya

En Cataluña hace años que se respira un aire cínico y revanchista cuando se permite, entre otros despropósitos, que el Ayuntamiento de Santa Coloma de Cervelló (Barcelona) dedique una calle a dicho asesino, que no a sus víctimas. Cuando el partido de Junqueras​, ERC, se opone a que se retire ese honor al terrorista. Cuando los policías de la Generalitat, los Mossos, miran para otro lado porque de sobra saben quiénes son los doce violentos que hacen pintadas y rompen las lunas de las sedes que no defienden el lazo amarillo.

Si la autoridad competente no frena estos actos de terrorismo, la escalada de las amenazas aumentará un grado, y en cualquier momento pueden pasarse de la raya. Porque de eso se trata, claro, de que se generalicen los actos violentos contra políticos de Ciudadanos, PP, socialistas, empresarios y medios de comunicación que no están a favor de esa limpieza de catalanes no republicanos. Tener muchos votos no justifica la violencia. Por supuesto que no.

Artículos anteriores
¿Quién es... Joaquín Abad?
Joaquín Abad

Director de Mil21.es. Exdirector del diario La Crónica y del semanario de sucesos El Caso. Miembro fundador de la AEEPP.