Menú Buscar

La inteligencia tiene sus límites, la tontería no

Roberto Giménez

por Roberto Giménez

11.06.2016
6 min

No soy ningún cínico así que no me voy a rasgar las vestiduras porque los de la CUP le hayan dado butifarra a Puigdemont, Junqueras, la Rahola y toda la cofradía indepe de Junts per el Sí, y hadas sin h. Igual que en enero me gustó que los antisistema dejaran con un palmo de narices a Artur Mas aceptando al chico del flequillo como Molt Honorable President. Me gustó porque Mas tiene más tablas de aquí a Lima que el de Girona.

Como dice el refrán, "quien se acuesta con niños se levanta mojado", y las chicas de la CUP se han hecho pis en la tribuna de oradores del Parlament a través de la chica del escorpión mutante

Y es que, como dice el refrán, "quien se acuesta con niños se levanta mojado", y las chicas de la CUP se han hecho pis, no en el salón de los pasos perdidos, sino en la tribuna de oradores del Parlament a través de la chica del escorpión mutante.

Esta historia me recuerda a la fábula de la rana y el escorpión que en mitad de la travesía la rana, que llevaba a cuestas al escorpión, le pregunta por qué le ha picado, y el escorpión encoge sus extremidades superiores para decirle con la cara de gafas de culo de botella de Eulàlia Reguant y de la cofradía de las Gabriel y Gabrielas, tanto da, que "lo siento, es mi naturaleza". Y la rana y el escorpión se hunden en el proceso de la travesía con aguas tan embravecidas.

La exugetista Neus Munté, portavoz del Govern de Puigdemont, ha embebido la cicuta de su propio brebaje cuando dijo que engañaban los socios de la CUP cuando hablaban de abrir una negociación política al tiempo que anunciaban la presentación de una enmienda a la totalidad a los presupuestos más sociales elaborados nunca por la Generalitat; al decir de Oriol Junqueras, exalcalde de Sant Vicenç dels Horts, exseminarista y exbibliotecario del Vaticano (si le hubiera conocido Dan Brown, le habría asesinado en su best-seller El Código da Vinci).

A Junqueras se le ha puesto la cara, no solo la tripa, de boniato indigesto no solo por las chicas del exorcista, porque estar aquende al frente de la Conselleria de Sense Finances y Escorbuto Nutriente para apretar el botón rojo de la desconexión, y allende con entrevistas en el potro de torturas del simpático andaluz, maese Montoro, le va a suponer una dieta de figurín que para sí querrían los adeptos a la de Dukan.

La portavoz Neus Munté ya sabe lo que siente en sus entrañas el presidente Mariano Rajoy cuando los indepes explican a todos los The Guardian que les quieran oír, que ellos son capaces de inventar la tortilla sin romper un huevo la convivencia en Cataluña, y que solo pretenden negociar algo tan intrascendente como la ruptura de España. Como si Rajoy fuera Pablo Iglesias, tan comprensivo con los derechos de autodeterminación de todas las nacionalidades históricas que lo reclamen, porque esa es la esencia de la democracia para Podemos y todos los Separatas Unidos (Castilla o Andalucía no son nacionalidades históricas porque los denostados padres de la Constitución así lo decidieron).

Junqueras y todos sus paniaguados dicen que el procés sigue su ritmo, que no afecta al periodo de dos embarazos pactados para que nazca sin fórceps la criatura de la República catalana

Que ese derecho no esté reconocido en ninguna Constitución del mundo (sí lo estaban en las extintas democracias populares de la URSS y Yugoslavia) es una anomalía española, porque nuestra democracia es de baja calidad al decir del embajador de JxSí en Madrid, del monaguillo de Mas, Francesc Homs.

Junqueras y todos sus paniaguados dicen que el procés sigue su ritmo, que no afecta al periodo de dos embarazos pactados para que nazca sin fórceps la criatura de la República catalana. Que lo de la CUP es una simple pataleta en los ovarios de perroflautas incapaces de entender la trascendencia del momento histórico que se está viviendo. Y, por supuesto, negarán todas las veces que haga falta que esta legislatura nació tan muerta como el viaje a Ítaca. Y que, por supuesto, no se producirán nuevas elecciones, porque eso son ocurrencias españolas completamente ajenas a nuestra milenaria identidad nacional. Si un santo como Pedro lo negó tres veces, cómo no va hacerlo el exseminarista.

La Nostra le ha hecho la pertinente genuflexión a Puigdemont, olvidándose de que lo de la moción de confianza no es una idea suya, sino lo que prometió Mas a la CUP de que a los nueve meses (septiembre) presentaría una moción para que los cupaires vieran que iba en serio. Puigdemont solo copia el guión del jefe...

Es lo que hay, porque como decía el director de cine francés Claude Chabrol, "la tontería es infinitamente más fascinante que la inteligencia. La inteligencia tiene sus limites, la tontería no".

Artículos anteriores