Menú Buscar

Inditex y Mercadona, dos casos de economía real empeñados en triunfar

Carlos Díaz Güell
6 min

Aunque todavía hay economistas empeñados en defender la existencia de una sola economía, se imponen los que diferencian la economía real de la economía financiera. Esta separación ha quedado aún más patente como consecuencia de la actual crisis, de origen claramente financiera y que ha terminado por extenderse al conjunto de la economía, lo que abona la tesis de dos clases de economías diferentes pero interdependientes, algo que en un país como España, uno de los más bancarizados del mundo, cobra toda su relevancia.

Mercadona e Inditex demuestran que ambas son fórmulas de éxito gracias a la imaginación, ingenio, emprendimiento y una cierta dosis de riesgo de Roig y Ortega

Sin tratar de marcar maniqueas diferencias sobre la bondad de una y otra o sobre si la primera tiene un carácter especulativo más que la segunda o si ésta última está basada en el esfuerzo y la dedicación de los individuos, lo cierto es que, hoy por hoy, nadie entendería la existencia de una economía sin la una o de la una sin la otra, algo que no ocurre, por ejemplo, en la mayoría de los países latinoamericanos.

Por eso, una vez terminado el ciclo de presentación de resultados de los bancos, máxima expresión de la economía financiera, les ha tocado el turno a los principales exponentes de la economía real, y de entre ellos a dos de sus más significados representantes --Mercadona e Inditex-- que se empeñan en demostrar, año tras año, que ambas fórmulas son fórmulas de éxito y un fenomenal expositor de lo que han sido capaces dos personas --Roig y Ortega-- con imaginación, ingenio, emprendimiento y mucha dedicación, así como una cierta dosis de convivencia con el riesgo.

Aunque las diferencias entre ambas empresas son más que notorias, lo cierto es que el éxito las une y ello queda patente cada vez que se presentan resultados.

Y de ello dan fe los números, ya que mientras la cotizada Inditex, el holding de cadenas como Zara, Bershka, Oysho o Massimo Dutti, registró unas ventas en 2015 por valor de 18.117 millones de euros, un 8% más que el anterior, lo que reportó unos beneficios por encima de los 2.500 millones, Mercadona presentaba una cifra de negocio neto de 19.059 millones de euros, con un beneficio neto récord de 611 millones. En definitiva, de lo que se trata es de generar riqueza, porque detrás de los resultados hay proveedores o inter-proveedores o, lo que es lo mismo, puestos de trabajo.

La creación de empleo es uno de los aspectos que une a las dos empresas representantes de la economía real básica --alimentación, hogar y vestido-- , aunque se hace difícil la comparación en la medida que, mientras el grupo textil mantiene un relevante desarrollo internacional, estando presente en 88 países, el grupo de supermercados de Juan Roig apura hasta donde puede su liderazgo dentro de España, en donde ya cuenta con 1.574 tiendas y 75.000 empleados, la mitad de los más de 152.000 de Inditex, aunque distribuidos en 7.013 establecimientos en todo el mundo.

Mercadona cuenta con 1.574 tiendas y 75.000 empleados en España, la mitad de los más de 152.000 de Inditex, aunque distribuidos en 7.013 establecimientos en todo el mundo

Aunque ambas compañías suelen ser el punto de mira de ácidas críticas sobre sus políticas laborales y el trato salarial que dan a sus plantillas, lo cierto es que sus máximos representantes muestran su orgullo, no solo por la creación de empleo, sino por sus políticas retributivas.

En el caso de Inditex, durante 2015 creó 4.120 nuevos puestos de trabajo, mientras que Mercadona generó un millar de nuevos empleos de los que el 90% percibe un salario neto mensual de 1.430 euros, además de una prima de dos mensualidades si alcanza objetivos. En concreto, la empresa de Roig reparte el 25% de sus beneficios entre la plantilla, como prima por objetivos. En total, entre 2011 y 2015 ha distribuido 2.512 millones de euros entre sus trabajadores.

Por lo que respecta a la empresa textil, su consejero delegado anunció en la presentación de resultados, que este año la plantilla se beneficiará de la primera parte del plan extraordinario de participación en los beneficios, bonus que ascenderá a 37,4 millones de euros y que en España se traducirá en unos 560 euros adicionales por empleado. Lógico, en la medida en que su propietario y fundador, Amancio Ortega, detrae de su inmensa fortuna cerca de 30 millones de euros anuales, que destina a Cáritas y al banco de alimentos.

Hasta aquí, los grandes y pequeños logros conseguidos por estas dos empresas que enarbolan el estandarte de la economía real en España, aunque una y otra tienen retos que abordar de cara al futuro, retos que en el caso de Mercadona van mucho más allá de sus asignaturas pendientes sobre frescos o carnicería al corte, sino que tienen más que ver con decisiones estratégicas, como solucionar la ecuación crecimiento-internacionalización y el siempre complejo problema de la sucesión, cuestiones ambas que la empresa gallega ha resuelto de forma ejemplar mostrando el camino a la empresa valenciana.

Artículos anteriores
¿Quién es... Carlos Díaz Güell?
Carlos Díaz Güell

Empezó en el periodismo escribiendo de economía cuando nació 'El País' y hoy sigue haciendo lo mismo. Entre las dos fechas, ha tocado todos los palillos de la comunicación: ha dirigido periódicos económicos, facultades de periodismo y se ha responsabilizado de la comunicación en la Administración Pública o empresas y entidades como Iberia o el Banco de España.