Heródoto, el padre de la Historia, tiene razón

Roberto Giménez
3 min

El griego Heródoto, del siglo V antes de Cristo, tiene razón. Fue el primero que escribió que la Historia no es una ciencia, como la física o la química. Lo vio cuando fue a Persia, y entendió la Historia de los persas. Los griegos consideraban a los persas como los malvados. Para los orientales, los occidentales también lo eran. Siempre ha sido así. La culta Atenas consideraba a Esparta como brutal. Dos siglos después, Alejandro Magno era considerado por los persas como el maldito macedonio. Se trata de una ley matemática, porque los sentimientos son los que mandan. Ha sido así y siempre lo será.

También se produce esa circunstancia en el actual conflicto territorial en España. Y también funciona de esa manera en la disputa entre la derecha y la izquierda. Los separatistas dicen que todos son centralistas, porque ellos no consiguen ni conseguirán romper España. Ellos lo saben.

Estoy seguro de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no adelantará dos años y medio las elecciones generales, porque ha visto las orejas al lobo. El enfrentamiento entre Vox y PP es puro teatro. Y Sánchez es tan atrevido como Zapatero, pero no tonto.  El presidente del Ejecutivo está delicado, pero no adelantará los comicios, como le pide Pablo Casado, porque las encuestas, a corto plazo, dan la victoria a la derecha. Y Ciudadanos es un muerto viviente, gracias a su fundador ya ausente.

Sánchez confía en ganar las elecciones en noviembre de 2023, cuando el cabreo nacional por los indultos haya pasado y la recuperación económica sea un hecho objetivo.

Cuando se celebren las próximas elecciones, nadie sabe qué pasará. Pero yo sí: me abstendré, porque nadie me gusta. Nadie es nadie. Sólo iré a votar en las catalanas. Me duele España y me duele Cataluña. Es mi corona de oro con dos caras. La única cruz, como metáfora, la representa el independentismo.

Artículos anteriores
¿Quién es... Roberto Giménez Gracia?
Roberto Giménez

Durante treinta años ha sido director del Vallés, era el segundo semanario más antiguo de Cataluña, y fue director de Honor de El Vallès del siglo XXI. Ha escrito diez volúmenes de la serie 'Casi treinta años y un día' -en Sant Jordi de 2017 se publicó el último: 'Mis Enemigos Íntimos'-. Son las memorias del director del semanario comarcal más leído en Cataluña, que desapareció seis meses después de que lo dejara. Cada Sant Jordi publica una edición de 100 ejemplares que se agotan el mismo día. ¿Por qué no hace más? "Son para mis amigos", responde. Retirado antes de tiempo, con 55 años, por culpa de una bala traidora en la médula... También se le puede seguir en Facebook -cada día laborable publica 'La libreta azul'- y en Twitter. No es el capitán Araña. Sus amigos dicen que es honesto y leal, pero eso se lo dicen porque son sus amigos. Para entrar en su cofradía exige Derecho de Admisión. Vale quien sirve, pero no sirve cualquiera.