Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Marc Rebillet en su estudio / WIKIPEDIA

El fenómeno Marc Rebillet

Rebillet es un hombre-espectáculo que sorprende y entusiasma con su música electrónica y sus mensajes que pueden considerarse sublimes o simplemente ridículos

8 min

Albornoz, calzoncillos, teclado electrónico y una estación de 'loops'. Estos son los cuatro elementos esenciales que caracterizan cualquier actuación en streaming de Marc Rebillet, el músico y youTuber estadounidense de 32 años que ha logrado convertirse en un fenómeno de las redes sociales desde que estalló la pandemia de covid.

“Desde que me lo descubrió una amiga, no paro de recomendárselo a todo el mundo. Rebillet es un hombre espectáculo, escapa de toda clasificación”, explica Javier Rivera, arquitecto barcelonés, de 43 años.

Definido generalmente como autor de música electrónica, Rebillet, que se hace llamar Loop Daddy, nació en Dallas, Texas, ciudad donde hizo sus primeros pinitos como músico, tocando en bares y clubs al salir del trabajo. Sus actuaciones no pasaban desapercibidas. Solía tocar en calzoncillos e improvisaba letras sobre temas frívolos (sexo, relaciones, trabajo) que rozaban lo vulgar y habían hecho enfadar a más de uno entre el público. En 2016 empezó a subir a YouTube vídeos de él mismo tocando en calzoncillos y albornoz desde su apartamento o una habitación de hotel, que no tardaron en hacerse virales. Sin embargo, el salto definitivo en su carrera no se produjo hasta que estalló la pandemia, consiguiendo que sus vídeos en streaming despertaran el interés de miles de personas encerradas en sus casas y lo convirtieran en uno de sus entretenimientos digitales favoritos. 

El youtuber y artista Marc Rebillet / THIS SONG IS SICK
El youtuber y artista Marc Rebillet / THIS SONG IS SICK

“Mira qué bien toca, que armonías más sencillas y cómo enganchan”, comenta Rivera en referencia a dos de los temas más populares de Rebillet:  Two Girls, One Quarantine y Work that Ass for Daddy. En ambos, Rebillet aparece en albornoz  y calzoncillos, luciendo barba de mosquetero y unas gafas de montura de pasta que le dan un aire de niño bueno mientras improvisa obscenidades a ritmo de funk.

"Son letras atrevidas, desvergonzadas, a veces un poco guarras, pero no dice nada que no pensemos todos en privado”, reconoce Rivera.

Para componer sus armonías de beats pegadizos Rebillet se apoya en una estación de loops, un aparato que permite grabar y repetir pistas de diferentes instrumentos en bucle, además del teclado y algunos instrumentos de percusión. Uno de los vídeos de referencia de Rebillet es un tutorial cómico sobre cómo crear una canción de funk en cuestión de minutos, How to funk in two minutes, en el que hace una demostración de su talento cómico y capacidad de improvisación musical.

“Todo lo que hago es totalmente improvisado, todo el rato. Puedo tomar una frase, una idea del contexto, algo que pida una persona del público. Con eso desarrollo capas y la música va fluyendo. Me aproximo a las armonías de diferente manera”, comentó Rebillet en una entrevista reciente con Forbes México.  En la misma entrevista reconocía que, a pesar de su talento para tocar el piano --instrumento que toca desde los cuatro años-- la música para él es solo un pretexto para actuar. “Principalmente soy actor y tocar el piano es algo que mis padres inculcaron en mí desde pequeño”, dijo el músico, que estudió en un instituto de secundaria de Dallas especializado en arte dramático. De ahí su particular desparpajo a la hora de tocar en albornoz y calzoncillos y ser capaz de improvisar canciones sobre los temas vulgares que le proponen sus seguidores (pechos, culos, fantasías sexuales, el aburrimiento del trabajo de oficina) con mucho humor.

“Canta con tanta seguridad en sí mismo que no solo está reventando los límites de las letras 'correctas', sino las conexiones entre individualismo y música”, escribe el crítico de  EDM.com, web de referencia para los amantes de la música electrónica.

El youtuber y música Marc Rebillet / IBERO 90
El youtuber y música Marc Rebillet junto a sus equipos de producción/ IBERO 90

Tras la publicación en 2019 de su primer álbum y de una serie de tours alternativos por Europa y EEUU, el estallido de la pandemia fue el empujón final que necesitaba para consolidar su reconocimiento como músico y Youtuber. Uno de sus hits durante el confinamiento fue Essential workers anthemun tema en honor a los trabajadores esenciales, que subió a las redes en abril de 2020, y que logró superar el millón de visualizaciones en YouTube.  “You know who you are, getting the fuck out there and doing it, and god damn it, this time really really sucks, but let me tell you something, you are the best thing about it, you get out there, you risk your ass, so that idiots like me can order food and make this stupid bullshit, and for that, god damn it baby, we love you...”, canta, al ritmo de los beats pegadizos que salen del teclado y la estación de loops.

“Si sus letras alcanzan momentos de crítica social brillantes o si son simples tonterías cómicas, eso a él le da igual: lo sublime y lo ridículo pueden coexistir o incluso confundirse entre sí, lo que vale la pena es que te diviertas”, observa el crítico Leonel Martínez en un artículo publicado en Medium.

Marc Rebillet durante una actuación / WIKIPEDIA
Marc Rebillet durante una actuación / WIKIPEDIA

En una entrevista con NPR radio, Rebillet reconocía que, a diferencia de otros músicos, él no se toma muy en serio a sí mismo. “La música sí me la tomo en serio. Al menos debería sonar bien. Pero el mensaje de mis canciones ... no sé. Para mí tienen que ser o muy alegres, o muy tontos y ridículos” , comentó. Y añadió: “Mucha gente me dice que lo que hago les aporta algo valioso, que les proporciona alegría o consuelo en épocas de depresión y crisis. Soy una especie de consuelo y eso me parece increíble. Así que aquí estoy, haciendo música positiva y que dé ánimos”.

Su tema más reciente, Vaccinated Attitude, publicado el pasado 18 de marzo, es un vídeo lleno de ritmo en el que Rebillet, enfundado en un albornoz amarillo, celebra bailando con mucha energía que acaba de ser vacunado contra el Covid-19.

Destacadas en Espejos de hoy