Menú Buscar

Dicen que no habrá terceras elecciones

Eladio del Prado
5 min

¿Nos lo creemos? Está tan enfangada y deteriorada la política española que no se sabe a qué lado mirar. A la izquierda, desastre. A la derecha, cloacas. Al centro, no hay nada. ¿Entonces? Lo que Dios quiera, que es la resignación del ciudadano de pueblo. O lo que quieran los poderes-poderes, los de verdad, que es la resignación del ciudadano urbano y con conocimientos financieros.

Por la izquierda los poderes fácticos del PSOE y otros exteriores se han cargado a Pedro Sánchez, el secretario general. Algunas voces económicas lo daban ya por muerto quince días antes. ¿Cómo lo sabían? Otras voces susurran que su destitución se debió a que Pedro llegó a un acuerdo con Podemos y nacionalistas de derecha e izquierda y eso vulneraba la Constitución. ¿La qué? Sigamos. Se trataría, según fuentes socialistas afines a Susana y publicadas por Diario16, de crear un Estado federal. Y por ahí no, pensaron en el CNI, y movieron todas sus piezas al ritmo que marcó Soraya de Castilla y... ya está. Adiós a Pedro Sánchez. Es una teoría. Las otras teorías ya las sabemos, incluida la conjura. Iceta apoyó esta opción. Puigdemont anunció referéndum para octubre de 2017. Y habría pacto económico para Cataluña donde se recogían las demandas nacionalistas. Demasiado para Moncloa y el CNI. Bueno, así algo han trabajado.

Todos a una para que gobierne el partido de las cloacas y sirva sin rechistar a los deseos económicos de los poderosos. Porque lo que se avecina no está escrito. Los ajustes serán terroríficos

Y lo han conseguido, de momento. Adiós a Sánchez. Y una gestora, promovida con un mes de antelación, que ni fu ni fa, más bien lo que digan los poderes económicos, Moncloa y Felipe. Todos a una para que gobierne el partido de las cloacas y sirva sin rechistar a los deseos económicos de los poderosos. Porque lo que se avecina no está escrito. Los ajustes serán terroríficos. Mayores que los pasados. Ya Niño Becerra lo anunciaba hace unos días en La Vanguardia, donde decía que "en España habrá recortes en el gasto público y subida de impuestos como no se han visto antes". Anda, lo que nos faltaba. Otra vez a pagar los mismos, los trabajadores, los de nómina, las clases sociales más bajas. Más de lo mismo, señor Rajoy. Mientras, su gente, ha saqueado Caja Madrid, ha hecho negocios con Gürtel y financiado en B al Partido Popular. ¿Y usted, Mariano, no se enteró de nada? Oye, igualito que Esperanza Aguirre. No se han enterado de nada. Por eso permanecen ambos.

De una forma o de otra ya tenemos la nueva investidura de Mariano Rajoy en quince días. Puede salir presidente. O no. Se puede dividir el PSOE. O pueden votar que no. Si es así, no habría marcha atrás e iríamos derechos a las terceras elecciones. ¿Sería mejor o peor para el país? Una pregunta sin respuesta. Puede suceder de todo, aunque los nuevos mandatarios del PSOE se inclinan por dejar gobernar a Mariano. Lo quiere Felipe y Fernández obedece. ¡Qué remedio! Triunfó el golpe. De esta manera presentan la rendición como si fuera un pacto de honor. Eso sí: manda el PP y obedece el PSOE. Nada de igualdad. ¿Recuperar el bipartidismo? Entonces tiene que desaparecer el PSOE porque Podemos ha venido para quedarse. En la forma que sea.

Ha llegado el otoño con lluvia, cosa increíble hace dos días. Llegará el Gobierno Gürtel en pocos días, acontecimiento increíble si miramos a los juzgados. Por eso lo desean. Al menos dos años. Para fregar la cocina. Dos años le piden al PSOE. Veremos la respuesta.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.