Menú Buscar

Demasiado brillo para tanto mosquito

Eladio del Prado
8 min

¿Hacia dónde va este país llamado España? El que lo sepa que conteste. El tema es que echa usted una mirada a la prensa o la televisión y si no se desmaya seguro que, al menos, le entra dolor de estómago. Urdangarin pide su absolución porque no sabe Derecho; Villar entra y sale de la cárcel y no sabe por qué; Ronaldo quiere brillar más y se jacta de que los insectos atacan a las lámparas que brillan y de paso reta a la juez; Sardá Valls, cónsul en Washington, hace comentarios despectivos del acento y la falda de Susana de Andalucía por lo cual el ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, lo destituye de su cargo. ¡Qué asco! No hay quien lea una línea o vea una imagen sin sobresaltarse. Vaya personajes para abrir los periódicos. Vaya ejemplares a imitar en esta España nuestra.

¿No hay nadie serio y ejemplar en este país? No lo parece. Al menos esos no dicen nada porque son prudentes y ejemplares. Pero estos otros ejemplares que sí abren los periódicos te giran el hígado hasta en vacaciones. Ta hacen vomitar hasta en agosto. Demuestran lo que son y son muy poca cosa. Pero se creen dioses. Seres superiores al resto de mortales cuando lo único que tienen es dinero fácil y cerebros de mosquito. O ni eso.

¿Y el Urdangarin? Menos mal que en el deporte del balonmano no se remataba de cabeza porque entonces sí que su cerebro se hubiese quedado más torcido que derecho por no saber Derecho

Veamos. Quién le manda a Sardá Valls cargarse su carrera diplomática. Si no le gusta la cerveza Cruz Campo, o sea, Susana de Andalucía, pues que pida otra, una Mahou, por ejemplo. Pasar. Pasar de la Susana y ya está. Pues no. Se mofa de Susana y ridiculiza su acento andaluz. Hombre, cónsul, no va a tener acento gallego. Cada uno tiene el acento de su tierra que para eso este país es un “país de naciones”. Y de acentos. Tal vez con la distancia el señor cónsul no se ha enterado.

¿Y el Urdangarin? Menos mal que en el deporte del balonmano no se remataba de cabeza porque entonces sí que su cerebro se hubiese quedado más torcido que derecho por no saber Derecho. El yerno del rey emérito, Juan Carlos I, ha presentado recurso por la condena de seis años de cárcel por varias estafas y cohechos en el caso Nóos. Pide la absolución. ¡Vaya! Aquí, en este país, todos los condenados de cualquier color por asuntos de corrupción y por llevarse la pasta piden la absolución, pero sin devolver un euro. ¡Qué tendrá el dinero! Pero resulta que el fiscal recurrió la sentencia y pide al Supremo que aumente la pena a diez años en vez de los seis a que ha sido condenado. Considera al pájaro este de Urdangarin un cara dura, que utilizó el ser miembro de la familia real para cometer delitos con instituciones y fondos del Estado a cambio de servicios que nunca existieron. Y agradecido. Por su condición de pájaro metido en la jaula de la Zarzuela algunas grandes empresas españolas no lo han denunciado. Pues sólo es “un amigable componedor”. Y no sabe Derecho. Pero anda suelto. No todos somos iguales ante la justicia. mucho menos ante los jueces.

¿Y Cristiano? Mete goles, o metía. Desborda a las defensas, o desbordaba. Corre mucho, o corría. Gana mucho, más que antes. Pero, aquí y ahora, casi todo es en pasado. Pero el ególatra de Cristiano no se entera. Se cree que por él no pasan los años. Su reducido cerebro no le da para más. Es un ser superior. La lámpara más brillante a la que atacan los insectos. Tal vez a Florentino se le está yendo la ocasión de llenar la tesorería y mandarlo a París o al Atlántico en un velero sin vela. Oportunidad perdida, don Florentino. Se le acusa de un presunto delito de fraude fiscal de 14,5 millones de euros. ¡Ya le vale! E insulta a los jueces llamándoles insectos. “Mi brillo molesta, los insectos atacan a las lámparas que brillan”. Algunas se funden y dejan de brillar. Aunque tengan una bombilla por cerebro. Sólo falta que el Real Madrid le pague la multa. Entonces hay que echar a Cristiano y a Florentino. Sobra gentuza en este país. Como el presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel Villar. Ya está suelto. Y su hijo. Con esas fianzas… Ay, el globo del fútbol. Ay, el fútbol como adormidera. ¿Cuándo van a pinchar este globo?

A Cristiano se le acusa de un presunto delito de fraude fiscal de 14,5 millones de euros e insulta a los jueces llamándoles insectos: “Mi brillo molesta, los insectos atacan a las lámparas que brillan”

Sin nombrar a más ejemplares que se pasean por los campos y valles de este país. Sin nombrar a los poderosos del poder que se pasean por los montes sin saber caminar. Sin saber que la CAM quebró y desaparecieron seis mil millones de euros (6.000.000.000 €). Que rescatar a la banca ha costado más de 60.000 millones de euros. ¿Y Gürtel? No sabe nada el presidente​. Digo, sí, lo sabe todo. ¿O no, don Mariano?

Ni en vacaciones se puede descansar y relajar el cerebro. Hay tanto descerebrado que te castiga el hígado a través de una portada de periódico que dan ganas de echarse al monte y romper las bombillas. Y empezar de nuevo con el tendido eléctrico. Pero más barato que el de Iberdrola. Aunque haya que rebajarle el sueldo de 42.000 euros al día al presidente, Sánchez Galán. Sueldo superior el de un solo día a la mayoría de sueldos anuales. Claro, la luz sigue subiendo. Pagan los pobres el sueldo del presidente. Demasiado brillo para tanto mosquito.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.