Menú Buscar

¿De qué vas, Mariano Rajoy?

Eladio del Prado
6 min

No han pasado 24 horas. Menos. Desde que se viera con Sánchez y le negara el saludo. Desde que fue al Congreso a nada. A plantear problemas. Quiero banderas. Que entremos a la vez. Yo detrás no paso, dijo Mariano. Cruzaron la puerta a la vez. ¡Lo que hay que ver, señor! Pues no haber ido al encuentro con Sánchez. Se portó como un niño caprichoso. Como lo que es. Ahora viene a decir que quiere quedarse en Moncloa. Ya. Ya lo habíamos notado. No quiere irse. Quiere tapar la cloaca que es su partido. Un partido que ya debería estar fuera de la ley, si hubiera jueces y fiscales libres. Sólo hacen lo que les deja Mariano. Él lo dijo: "Hemos permitido" que la fiscalía, la Agencia tributaria y las fuerzas de seguridad trabajen "con plena independencia". Sí señor, "hemos permitido".

Jueces y fiscales sólo hacen lo que les deja Mariano. Él lo dijo: "Hemos permitido" que la fiscalía, la Agencia tributaria y las fuerzas de seguridad trabajen "con plena independencia"

Pero que venga ahora presionando para ser candidato cuando se negó a la investidura dos veces ante la oferta del jefe del Estado, el Rey Felipe VI, es patético, bochornoso. Difícil de imaginar. Ahora cuando Ciudadanos, por boca de su presidente Albert Rivera y de su lugarteniente Arrimadas, ha roto los puentes de conexión con el PP y con él. Has estado inmóvil, Mariano. Parado total para buscar apoyos y parado para cortar la corrupción del partido. No has movido una línea, Mariano. Al contrario, tapas la corrupción y a los corruptos. Los proteges. Con el blindaje de Barberá en el Senado y con tu silencio sobre Esperanza. ¡Qué sabrán estas dos damas!, si se les puede llamar damas. ¡Qué sabrán!

Deben saber muchas cosas. Demasiadas. Y Mariano tiembla. Rechaza dos veces ser candidato para que el tiempo pase. Que el reloj siga marcando las horas. Que no haya cambios. Recuerda lo que hizo el presidente Arias Navarro --'Ariasnavarro'-- en 1976 al Rey Juan Carlos porque quería cumplir los cinco años de mandato. Tejía y destejía para frenar el primer proyecto de libertad de asociación política. Frenar y seguir. Como Mariano, frenar para luego seguir. Para seguir siendo presidente. Yo sigo de presidente, aunque sea en funciones. Hasta que se aburran. Hasta que vengan a mí, el imprescindible, y se sometan. Vale Mariano, te apoyamos. Tú, presidente, que es lo que quieres. Nosotros, Albert y Sánchez, te apoyamos. Tú gobiernas, eres el único. El más grande. El que nos sacaste de la crisis. El que recuperaste la economía. Tú eres el líder. Te adoramos, Mariano. Así quería Mariano que fueran a reverenciarlo. Como a un caudillo. Ramalazo de cuasi dictador. Que le hagan la reverencia, lo desea. Casi lo exige. ¡Ay, Mariano! Poco te conocen en el país. Aunque ya... ya van cogiéndote las vueltas.

Sorprende que a Mariano le entren las prisas ahora. A casi dos meses de las elecciones. (¡Vaya ley esta de los plazos! Cuatro años y no la cambiaste, Mariano). Y ahora, las prisas. Que amenaza la prima de riesgo. Que avisan las agencias de rating. Que hay que defender la unidad de España. Mete más miedo, Mariano. Más. Los millones de jóvenes que no te votaron están temblando. Ya no salen los sábados. Lo del miedo en este país ya pasó, Mariano. Ahora causa risa. Pero tiene prisa el presidente en funciones. Quiere seguir. Primero torpedeará a Sánchez, propuesto porque él no quiso. Y segundo, se erigirá en salvador de España. (Esta frase suena mal. Muy mal).

¿De qué vas, Mariano? Con la cloaca en la que te bañas ¿todavía pones condiciones?

Y lo que son las cosas. Pide ser presidente en Murcia. Donde la cúpula del partido fue reemplazada en las elecciones por corrupción. Más de cuarenta causas abiertas por lo mismo. 45 municipios implicados. Mejor no se podía elegir el lugar. Parece, Mariano, que la corrupción y tú vais paralelos. De la mano, como dos enamorados, ya que es el día. Y adviertes que no dejarás al contrincante gobernar "no podrá gobernar porque el PP le frenará". O tú o nadie.

¿De qué vas, Mariano? Con la cloaca en la que te bañas ¿todavía pones condiciones? Todavía amenazas. Si estás en Murcia, al lado de Los Alcázares, donde han llamado a declarar a seis de ocho miembros del equipo de gobierno. No sabes geografía. Ni te has lavado el traje. Por los pasajes cercanos al Congreso te dan por muerto políticamente. Algunos también por la plaza de Colón sin fuentes. Pero cuidado. Los moribundos gallegos muchas veces resucitan. ¡Uy! Entonces sí que son peligrosos. Han escuchado todo en el velatorio y toman venganza. Rezamos para que no tengas esas malas tentaciones. Pero nos preguntamos por El Rastro de qué vas. Si ya tuviste tu oportunidad y no la aprovechaste, deja paso a la juventud. No distraigas ni a los ciudadanos, ni a tu partido. ¿De qué vas, Mariano? Pontevedra te espera.

Artículos anteriores
¿Quién es... Eladio Del Prado?
Eladio del Prado

Pasó por TVE y fue colaborador de El País en los tiempos juveniles para recalar en Tiempo y Cinco Días. Fue uno de los fundadores del periódico de economía Negocio, donde fue el jefe de opinión hasta su cierre.