Menú Buscar

Creando atmósfera

Gabriel Izard
12.06.2020
6 min

Para respirar necesitamos el oxígeno que hay a la atmósfera. La atmósfera no es una herramienta, ni un objetivo, ni tampoco es una estrategia. La atmósfera forma parte de nosotros porque nosotros sin aire, nos ahogamos y morimos. La atmósfera, tan relevante y necesaria para la humanidad, es gratis y su existencia no depende de nadie. Parece extraño que una cosa que necesitamos para poder vivir sea gratis, pero la razón de su gratuidad es muy sencilla: nadie la posee y por tanto es un bien libre. Al ser libre no tiene precio. Hasta aquí la teoría.

Los bienes libres desaparecen cuando se encuentran condicionados por factores externos que se los sacan grados de libertad. A partir de este momento ya no son gratis y toda la sociedad paga un precio muy elevado. Ahora que estamos confinados, perdemos la atmósfera de la libertad de circulación y cambian muchas cosas, como que las empresas cierran las puertas y esto es muy caro. Como también perdemos la atmósfera que se crea cuando vamos juntos a un acontecimiento cultural como los conciertos, los teatros o en el cine.

Por el confinamiento, se pierde también la atmósfera de dentro de las aulas docentes por no haber interacción de los profesores con los alumnos, cuando se mueven, escriben a la pizarra, preguntan o miran a la cara de los alumnos. La atmósfera docente es una creación que no se puede sustituir por la conexión remota. Las clases en remoto son muy difíciles, y este año la pérdida de un curso académico se minimiza con la ineficiente experiencia de la conexión remota.

¿Podemos crear otras atmósferas gratis relevantes y necesarias para algún colectivo? ¿Podemos crear atmósferas para empujar la economía y las empresas? Con el confinamiento aparece #eActivate. Muchas empresas (más de 3.000 de todas las dimensiones y sectores y que representan más del 5% del PIB) están determinadas a comunicar activamente que hay que activarse. Por eso utilizan una plataforma digital orientada a impulsar la economía.

¿Activarse por qué? ¿Por qué hay que impulsar la economía? Obviamente, el bloqueo de la libre circulación de personas es un descalabro de la economía, que hace replantear muchas cosas en el ámbito de las personas, las empresas y de las administraciones públicas. ¿Qué se necesita para impulsar la economía?

Las noticias sobre las decisiones del Banco Central Europeo, parecen estratosféricas por la gente que no sigue los datos de la macroeconomía. Al final, dicen los expertos, las autoridades monetarias toman decisiones buenas y diferentes de las que tomaron a la salida de la crisis económica anterior, donde se priorizó la austeridad. Ahora en cambio, se compra deuda en grandes cantidades, posando liquidez al sistema y haciendo que el dinero circule.

Los gobiernos disponen de inmensos recursos que hay que destinar con prioridad a la recuperación económica. Se tiene que utilizar el inmenso flujo financiero para favorecer a las infraestructuras y así impactar positivamente en la economía y en la ciudadanía. Infraestructuras orientadas a los ejes vertebradores del futuro que podemos resumir en cuatro aspectos claves:

1) La prevención del cambio climático, incluyendo infraestructuras destinadas en la reducción de las emisiones, y las que se orientan a la reducción de residuos contaminantes. El reciclaje y la reutilización que guían a las iniciativas de la economía circular, requieren inversiones que se tienen que ir consolidando, como también todo el que hace referencia a las mejoras en el transporte de personas y mercancías.

2) Las ventajas de la digitalización, tan en cuanto a la desaparición progresiva del dinero físico, como en el asentamiento y desarrollo de herramientas de comunicación digital efectivas por cualquier en torno a uso: sanidad, educación, etc.

3) Las nuevas formas del trabajo dando respuesta al imparable crecimiento de la automatización de procesos, que exige una transición de las actividades de la fuerza de trabajo en el entorno digital y robotizado.

4) Asegurar la resistencia de la cadena de suministro y la seguridad de los bienes esenciales, reduciendo barreras físicas y políticas en la circulación de bienes, aprovechando los valores de la proximidad y evitando el encarecimiento de productos esenciales a consecuencia de políticas de bloqueo del tipo que sea. El trabajo de todos los que participan en esta cadena es muy importante y el éxito de la continuidad durante la crisis, es una prueba de su importancia.

La atmósfera de trabajo en positivo creada por la campaña #EstoNOtienequePARAR a la que acelera con el #EActíVate, hace valer los proyectos de las empresas, empresarios, trabajadores y autónomos, dando visibilidad a sus ideas y hechos, reinventándose y siente proactivos a reactivar la economía del país. ¡Seguro que dará buenos resultados!

Artículos anteriores
¿Quién es... Gabriel Izard?
Gabriel Izard

Doctor por la UAB, Director del master en Business Management de la Facultad de Economia de la UAB, profesor en el área de Márqueting. Divulgador de temas de gestión empresarial y economía con publicación periódica de artículos en revistas y prensa. Trabaja para la mejora de las relaciones entre empresas y entre agentes económicos.