Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

El cambio es posible

Francesc Moreno
4 min

Parecía que las encuestas apenas detectaban desgaste alguno de las listas independentistas, a pesar del final estrafalario del procés y de la evidencia de las mentiras de sus impulsores en temas tan trascendentes como la fuga de empresas o el reconocimiento internacional.

La explicación a tan anómala situación era que el voto independentista es básicamente emocional y que los incidentes del 1-O, la fuga de Puigdemont y el encarcelamiento de Junqueras y otros dirigentes secesionistas tapaban cualquier error y favorecían el mantenimiento del voto al bloque independentista, todo lo más, con algún ajuste interno.

Pero la situación está cambiando. La encuesta del CIS, elaborada entre el 23 y 27 de noviembre, ya daba un empate técnico en número de votos entre las tres formaciones secesionistas (44,4%) y las tres constitucionalistas (44,3%) aunque con clara ventaja en escaños para los secesionistas --67 a 60-- y un papel de árbitro para los comunes con 9 escaños.

La tendencia se ha reforzado según la encuesta de GAD3, elaborada entre el 4 y el 7 de diciembre. En este caso los constitucionalistas adelantan claramente a los secesionistas en número de votos (47,1% frente a 44,7%), aunque se mantiene un diferencia a favor del bloque secesionista de 5 a 7 escaños (60-61 frente a 66-67). Los comunes se quedan con 8 pero mantienen su carácter decisorio a la hora de investir presidente. En este escenario lo lógico es que los comunes, por respeto a la voluntad popular, se inclinarán del lado constitucionalista aunque sin duda su candidato entraría en el juego de los presidenciables.

A la vista del número de indecisos y de la tendencia de los últimos días, no es exagerado afirmar que el sorpasso de Cs, PSC y PP sobre ERC, JxCat y la CUP, también en número de escaños, es perfectamente posible

Llama la atención que un cambio de casi tres puntos en votos a favor de los partidos constitucionalistas, entre una encuesta y otra, tenga tan poca repercusión en número de escaños (uno o dos). En cualquier caso los restos deben estar muy ajustados y, a la vista del número de indecisos y de la tendencia de los últimos días, no es exagerado afirmar que el sorpasso de Cs, PSC y PP sobre ERC, JxCat y la CUP, también en número de escaños, es perfectamente posible.

En este escenario, un presidente/a constitucionalista sólo necesitaría la abstención de los comunes, lo que a la vista de la imposibilidad del llamado tripartito de izquierdas (queda lejos de la mayoría absoluta) es una opción a tener en cuenta tanto por el cambio de ciclo en Cataluña, reflujo secesionista, como por los intereses de Podemos a nivel español, que tendría muy difícil explicar su apoyo a los secesionistas derrotados en número de votos y escaños.

Desde luego, nada esta decantado, nada es definitivo. Pero lo que parecía imposible hace quince días ya no lo es.

Artículos anteriores
¿Quién es... Francesc Moreno?
Francesc Moreno

Licenciado en Derecho. Ha sido profesor de Derecho financiero en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de Derecho mercantil en la Universidad de Barcelona (UB). Ha sido vicepresidente de La Seda de Barcelona. Fue el editor de El Debat y Tribuna Latina.