Las pancartas de la manifestación

Ignacio Vidal-Folch
6 min

La manifestación... me refiero a la manifestación feminista del pasado 8 de marzo en Madrid --las hubo iguales en otras varias ciudades de España-- reivindicando la igualdad, en términos de trato y salarios, entre los hombres y las mujeres. No me refiero a esas otras manis con reivindicaciones decimonónicas a las que asistimos desde hace años en Barcelona; me refiero a la irrupción de un movimiento que será propio del siglo XXI, aunque haya que buscar sus orígenes en las sufragistas, o incluso más atrás; siglo XXI, en el que lo característico, según vemos conforme vamos entrando en él, no van a ser ya las reivindicaciones de las minorías por muy respetables que sean --por ejemplo, los derechos de los transexuales, o de determinados grupos étnicos, o de los nacionalistas de tal o cual confín-- sino las de las mayorías: efectivamente, los jubilados, las mujeres, los desempleados (que pronto configurarán una inmensa mayoría) o los chinos. En torno a estas mayorías pivotará la Historia. En el mundo globalizado, pobre del que se ponga frente a las mayorías ofendidas que toman conciencia de las afrentas supuesta o realmente padecidas y pretenda decirles "estáis muy equivocados, vais mal por ahí".

El malestar por los agravios que ha padecido y padece el colectivo femenino es real, y ha despertado. Muchos observadores y sociólogos dicen que será un signo de los tiempos por venir. Andrés Rubio estuvo en la mani del 8 de marzo, y muerto de la risa y lleno de admiración apuntó medio centenar de lemas que leyó en las pancartas. Reproduzco aquí su lista, valga como documento festivo a beneficio de inventario, como toma de temperatura o como incitación a pensar el mundo en que vivimos, más allá de que algunos lemas nos complazcan o desagraden o de que echemos en falta una mención a determinados extremos de vasallaje femenino. Aquí va la curiosa lista:

Si no es voladora, no me des la escoba.
Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar.
La talla 38 me aprieta el chocho.
Yo perreo pero no soy tu perrita.
La niña de El Exorcista también es feminista.
Mi cuerpo, mi vida, mi forma de follar, no se arrodilla ante el sistema patriarcal.
La lucha será feminista o no será.
Sin Hermione, Harry no habría pasado del primer libro.
Á(r)mate, mujer, inicia la revolución.
Manolo, Manolito, la cena tú solito.
Tu machismo me da patriarcadas.
Hay pasos de cebra y... paso de tu culo, machirulo.
No es un caso aislado, se llama patriarcado.
Walt Disney arruinó mi vida.
Amo tu ternura insumisa y tu corazón desobediente.
"Nos ha salido feminista. -No. Os he salido de la jaula".
Real men are feminists (Los hombres de verdad son feministas).
Nos quitaron tanto que acabaron quitándonos el miedo.
Chocho power.
Ni somos histéricas ni estamos menstruando, gritamos porque estamos indignadas.
El retorno de las brujas.
Os da más asco la sangre que echamos por el coño que la que derramamos cuando nos matan.
Lo siento por la molestia, estamos intentando salvar el mundo.
Cenicienta no pidió un príncipe, pidió un vestido y una noche libre.
Ni vírgenes ni putas ni zorras ni hadas, si acaso algo brujas porque estamos quemadas.
Somos el grito de las que ya no tienen voz.
Estoy endemoniada.
La de al lado es compañera, no rival.
Calladita no estás más mona.
Cobrar igual, conciliar igual.
Afro power.
¿Qué coño te importa lo que llevaba puesto?
Yo elijo cómo me visto y con quién me desvisto.
Ni fiminismi ni michismi, mimimi mimimi. 
Culpa al sistema, no a la víctima.
El género está entre las orejas, no entre las piernas.
Lo contrario al feminismo es la ignorancia.
De camino a casa quiero ser libre, no valiente.
El amor romántico mata.
Bloque bollero, existimos y resistimos.
Mujer no es sinónimo de madre.
Que viva la vulva.
Las zorras estamos hartas de que denigréis a las mujeres en nuestro nombre.
El amor ha sido el opio de las mujeres.
Ojo, esto es solo el principio.
Fight your rights like a girl (Lucha por tus derechos como una chica). 
Pa fuera lo malo.
Viva la coñocracia.
Lo contrario de feminista es gilipollas.
Feminismo es la idea radical de que las mujeres son personas.

Artículos anteriores
¿Quién es... Ignacio Vidal-Folch?
Ignacio Vidal-Folch

Por desgracia nací huérfano, ya que mis padres fueron aplastados por un aerolito un par de años antes de que yo naciese. Esta tragedia me obligó a formarme como autodidacta. De joven lavé platos en el Soho, fuí maquinista en un ballenero, croupier en un casino, músico callejero en la estación Sebastopol del metro de París, y dí tres veces la vuelta al mundo como inspector de hoteles para la cadena Savoy. Enriquecido por tantas experiencias volví a Barcelona, donde he publicado varias novelas y libros de relatos y colaboro con el diario El País y las revistas Tiempo, Jot Down y otras.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información