Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un helicóptero de la Policía Nacional transporta material sanitario contra el coronavirus / CG

Los policías nacionales, los que nunca fallan

Los agentes del CNP, además de realizar sus funciones habituales, lo han dado todo para combatir el coronavirus, a veces incluso su propia vida

2 min

Durante todas estas semanas de estado de alarma, los miembros de la Policía Nacional se han hecho muy visibles. Han vigilado que la reclusión no fuera aprovechada por algún espabilado amigo de lo ajeno. Han controlado que la seguridad no fuera una entelequia y han evitado que los indeseables o irresponsables se saltaran el encierro.

Además de cumplir sus funciones habituales, los agentes del CNP han sido aire fresco para dar solución a los múltiples problemas que se presentaban. Han actuado como ambulancias, han ayudado a solventar contratiempos en residencias, en domicilios particulares, y han hecho de correos para llevar material sanitario de todo tipo a los centros hospitalarios por tierra o por aire.

Se han dejado la vida

Los policías nacionales también se han contagiado. Salieron los primeros a la calle cuando faltaba de todo, pero no se arredraron y dieron la cara. Y algunos se han dejado la vida en el empeño.

En esta reclusión, además de ser muleta de los servicios de emergencia, los agentes han seguido cumpliendo. Han detenido a un terrorista del Daesh en Almería, han mediado en las broncas vecinales, han incautado alijos de droga, han vigilado las redes para evitar estafas, han ayudado a mujeres maltratadas por sus parejas, han dado al traste con las veleidades de piratas informáticos... Sobre todo, han estado ahí, con el peligro que eso comportaba.