Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Javier, trabajador del sector agroalimentario

Javier, uno más de la legión de héroes anónimos

Trabajadores del sector agroalimentario trabajan duro para nosotros durante la pandemia de coronavirus

3 min

La pandemia ha enseñado muchas cosas. Podemos sacar muchas lecciones de todo lo bueno que tenemos como sociedad. También de todo lo malo. Hemos oído historias que nos han conmovido, y otras que nos han cabreado. Encerrados, con legión de fake news y la aparición en escena de todo tipo de sabios que harían las cosas diferentes y, sobre todo, mucho mejor; muchos ciudadanos y ciudadanas han dado lo mejor de sí en esta crisis.

Los trabajadores de los servicios esenciales, transportistas, industria farmacéutica, pastores, payeses, ganaderos, correos, personal de supermercado, limpieza viaria, conductores de transportes públicos, pilotos, personal de tierra de aeropuertos, empresarios, trabajadores de empresas de suministro básicas, fuerzas y cuerpos de seguridad, militares, bomberos, personal de limpieza, han sido la punta de lanza de los héroes anónimos que han luchado en la pandemia. Sin olvidar a la gente que cosía mascarillas en sus casas, a los voluntarios que ayudaban al transporte de sanitarios, a los taxistas que hacían carreras gratuitas, a los ingenieros y mecánicos que diseñaban protecciones o respiradores, a los farmacéuticos, a los restauradores y a los repartidores de comida o cualquier otro objeto que se compraba por internet.

Uno de estos héroes anónimos es Javier, un hombre del sector agroalimentario que ha demostrado su fortaleza. Ahora espera tiempos mejores después de los momentos más delicados de la pandemia. La desescalada ha sido un soplo de aire fresco porque puede ir a sus tierras para ver cómo está el patio. Y está contento, porque con las lluvias de las últimas semanas, el trigo duro se ha puesto a más de un metro. Esto no pasaba desde hace muchos años”, nos apunta, para anunciar con júbilo “la cosecha va a ser muy buena. Este año ha llovido cuando toca”.

Javier es uno más de la legión de personas que han trabajado para nosotros, pero otros se han sumado para ayudar, para echar una mano en función de sus conocimientos y posibilidades. Esta sección ha sido un homenaje a todos estos héroes anónimos que han dado una lección cívica en un momento difícil. No se engañen: también están los idiotas que se han retratado, y de qué manera.