Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Los cooperativistas que garantizan la cadena alimentaria

Los miembros de la Cooperativa Ivars d'Urgell son algunos de esos héroes anónimos que abastecen de productos de primera necesidad a los mercados

3 min

No los conocemos, pero seguro que cualquier día de estos hemos tomado alguno de sus productos. Son los hombres y las mujeres, los trabajadores y los asociados de la Cooperativa Ivars d'Urgell, de Lleida. En estos días trabajan a destajo porque piensan que “Tot anirà bé”.

Y para que todo vaya bien se han puesto las pilas. Son sector esencial y, salvo en sus momentos de ocio que los pasan encerrados en su casa, no han notado la reclusión. Trabajan todos los días para abastecer de productos de primera necesidad a los mercados para que la cuarentena obligatoria se haga más digna.

Un pilar de la alimentación

Sus cooperativistas, agricultores y ganaderos, son unos héroes anónimos que impiden que la cadena alimentaria se rompa suministrando productos sí, pero también fabricando el pienso que los animales necesitan --cerdos, vacas y pollos-- para estar en las condiciones óptimas de calidad.

No dan abasto ni con los animales ni en el tros. Los agricultores, los pagesos de toda la vida, además, cultivan todo tipo de productos que acaban en nuestra mesa.

Apostar por el futuro

La industria alimentaria catalana ha mostrado su músculo. Lo tiene porque la unión hace la fuerza, en la empresa y frente al virus. Los de Ivars, como nosotros, esperan que todo esto acabe pronto. Para conseguirlo apelan a la ilusión por el futuro. “Tot anirà bé”. Nosotros también apostaremos por el futuro. Por el inmediato. En apoyo de la esperanza añadida de todos los habitantes de Ivars d’Urgell.

Que puedan celebrar por todo lo alto la Festa Major de Vallverd en el segundo sábado de mayo. Este año tocaría el 9 de mayo, el último día de la prórroga del estado de alarma. No podrá ser, pero seguro que los de Ivars podrán sacarse la espinita y como cada año, los gigantes, los cabezudos y la gente, sobre todo la gente, se adueñará de las calles. Será todo un síntoma de que tot ha anat bé.