Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la concentración ante el Congreso de Diputados.

Los partidos se reúnen ante el Congreso para comprometerse con la regeneración

Todos los grupos parlamentarios acuerdan poner en marcha una serie de reformas promovidas por Transparencia Internacional

2 min
Las entidades Transparencia Internacional, Más Democracia y Fundación ¿Hay Derecho? han entregado este jueves a los distintos portavoces de los partidos políticos con representación parlamentaria sus propuestas en materia de mejora de la calidad de la democracia en España.

El acto, que se ha celebrado en la emblemática Puerta de los Leones del Congreso de los Diputados, ha contado con dirigentes de cada formación política, entre ellos, Matilde Aisan (PP), Irene Lozano (PSOE), Ángela Ballester (Podemos), Juan Carlos Girauta (C´s), Joan Tardà (ERC) o Jordi Xuclà (DiL).

Reformas para esta legislatura

Desde las entidades promotoras han instado a los partidos políticos a que su iniciativa no quede en papel mojado y que incluyan sus propuestas “en el marco del actual proceso de negociación entre partidos, en la elaboración de un acuerdo de Gobierno para la próxima legislatura”.

El documento presentado tiene cuatro ejes primordiales: reforma del sistema electoral, reforma de la ley de partidos; aprobación de medidas efectivas de lucha contra la corrupción; y aprobación de medidas efectivas que consoliden la la rendición de cuentas y la neutralidad de las instituciones y organismos controladores.

Los partidos hacen autocrítica

El dirigente nacionalista Jordi Xuclà, en declaraciones a los medios tras la presentación, ha celebrado la iniciativa de este documento y ha criticado que las reformas en materia de regeneración democrática “han llegado casi siempre tarde y de forma reactiva”, después de que saliera a la luz algún caso de corrupción. En este sentido, ha manifestado que en esta legislatura “toca pensar en grande” y “hacer nuestras sus propuestas”.

Por su parte, el portavoz en el Congreso de C’s, Juan Carlos Girauta, ha recordado que uno de los elementos que “ha deteriorado la democracia española” ha sido “la presión política” que se ha ejercido sobre las decisiones judiciales.