Menú Buscar

El protagonista de 'Love is in the air' desafía a Erdogan y sale en defensa del colectivo LGTBI

Kerem Bürsin ha difundido una instantánea con la bandera del arcoíris junto a una reveladora frase en el marco de las celebraciones del Orgullo

Kerem Bürsin, protagonista de 'Love is in the air' /INSTAGRAM
Kerem Bürsin, protagonista de 'Love is in the air' /INSTAGRAM

El protagonista del culebrón turco del momento ha roto su silencio para salir en defensa del colectivo LGTBI. Con motivo de la celebración del día internacional Orgullo gay, Kerem Bürsin ha alzado su voz contra la situación en que se encuentran las personas homosexuales, bisexuales y transgéneros en el país del Bósforo.

A través de sus redes sociales, el actor de Love is in the air ha difundido una instantánea con la bandera del arcoíris haciendo suya una frase de Deniz Dülgeroglu, una de las influencers más destacadas de Turquía.

Comprometido con la causa LGBTI

“No importaba tanto quién mataba a quién en este país cómo quien amaba a quién”, reza el texto. Y es que en los últimos meses, el presidente del gobierno otomano, Tayyip Erdogan, no ha dudado en menospreciar al colectivo, rechazando públicamente la homosexualidad.

"Nuestra juventud no es una juventud LGBT. Sois una juventud con ordenadores y teclados, no sois LGBTNo sois una juventud que expanda la peste; al contrario, sois una juventud que levanta los corazones rotos o caídos", aseguró el mandatario en el último congreso de jóvenes de su partido.

Una pareja solidaria

Sin embargo, esta no es la primera ocasión en que tanto Bürsin, como su pareja en la ficción y en la realidad, Hande Erçel, hacen públicas sus reivindicaciones y se muestran su compromiso con los colectivos más vulnerables. Meses atrás, los tortolitos que han enamorado al mundo salieron en defensa de los derechos del pueblo palestino ante la sangrienta ofensiva israelí.

Asimismo, recientemente, el intérprete de Serkan Bolat ha confesado que, durante su niñez, viajó a Kosovo. En ese momento, el país se encontraba en plena guerra de independencia.  El motivo del viaje no fue otro que el deseo de su madre para que sus hijos vieran una realidad completamente distinta a la suya.