Menú Buscar

Natasha Klauss: "Sarita Elizondo es un personaje con un carácter fuerte y lo va a demostrar"

La actriz colombiana confiesa los secretos de la nueva temporada de 'Pasión de Gavilanes 2' y da nuevos detalles de cómo será el reencuentro de su personaje con Franco Reyes

Natasha Klauss interpreta a Sara Elizondo en 'Pasión de Gavilanes' /ARMONIKA
Natasha Klauss interpreta a Sara Elizondo en 'Pasión de Gavilanes' /ARMONIKA

Natasha Klauss (46) saltaba a la fama en 2003 por interpretar a Sarita Elizondo en la madre de todas las novelas. Pasión de Gavilanes fue un fenómeno mundial que llegó a más de 30 países y ahora, 19 años después, ha regresado con una nueva temporada. La actriz colombiana cuenta a Crónica Directo cómo esta ficción le cambió la vida, al mismo tiempo que desvela parte de los detalles de esta nueva entrega y de los secretos que hasta ahora no se habían contado.

Klauss confiesa cómo será el reencuentro con Franco Reyes, su marido y padre de sus dos hijos en la ficción y, ojo, porque ya avanza que es totalmente diferente a como todo el mundo se lo espera. Remarca también que el carácter de su personaje es el de una mujer fuerte y, además, habla alto y claro sobre lo que le parece la nueva música, la emisión semanal y los bajos datos de audiencia que cosecha la secuela. Asimismo, pone en valor el esfuerzo por haber conseguido reunir al elenco casi dos décadas después, se deshace en elogios hacia la nueva generación de Gavilanes y agradece el amor recibido por parte del público español.

Entrevista

--Pregunta: ¿Cómo ha sido volver a formar parte del equipo de ‘Pasión de Gavilanes’ 19 años después?

--Respuesta: Maravilloso. Hemos terminado hace nada las grabaciones, han sido cuatro meses muy intensos. Es un acto único, una cosa es unir un elenco en temporadas seguidas como en las plataformas y otra cosa es unirlo casi dos décadas después. La primera temporada de Pasión de Gavilanes se estrenó en 2003, y ahora se ha estrenado en 2022. Eso genera emociones, expectativas, pero sobre todo, de saber que eso es un momento único.

--¿Es Sara una mujer más vulnerable que hace 20 años? ¿Tiene un perfil más bajo?

--20 años no pasan en vano y esto se tiene que entender. Tendríamos que imaginar la cronología de alguna forma, ya que no está contada en la historia. Es esta cronología la que hace que a Sarita le sucedan las cosas que ahora le están pasando. Básicamente, Sarita empieza a tener unos encuentros desafortunados por esa vulnerabilidad en la que se encuentra el personaje. Una vulnerabilidad que viene principalmente por la separación que tuvo de Franco. No puedo hablar más, pero va a aparecer. Al principio de la novela no sabíamos que se podía contar con la participación de Michel Brown --intérprete de Franco Reyes-- pero va a aparecer. Esto fue muy loco a la hora de hacer el guión, había que involucrar al personaje cuando la historia ya estaba medio escrita. Luego le pasan muchas cosas, pero llega el amor definitivo de su vida que es Franco.

--¿Cómo es Sarita Elizondo como madre?

--Cuando eres madre o padre suceden cosas. Las madres tenemos la particularidad de educar al día a día y de sorprendernos con esas propias decisiones. Sara y Franco educaron a sus hijos de manera tranquila, abierta, amorosa y, sobre todo, desde una base muy segura. Sara es vulnerable al pensar que el recuerdo del pasado puede volver. Ella se revive en los fantasmas, pero entiende que lo más importante es la vida de sus hijos. A lo largo de estos años, se ha construido una Sarita no tan moderna, pero sí abierta a entender al otro gracias a sus principios y valores. Ya en la primera temporada ella voltea su esquema de vida por amor. 

--Sigue siendo el ojito derecho de Gabriela…

--Sí. Siempre pasa. Siempre hay una hija en la estructura familiar que es la más cercana a esa personalidad, aunque eso significa que es con quien más se va a confrontar y con quién más problemas va a tener.

--¿Es Sara Elizondo el personaje que más ha marcado su trayectoria?

--Por supuesto que sí. Sarita Elizondo fue así y para cada uno de los personajes de Pasión nos marcó un momento muy importante en el que nos dimos a conocer a nivel mundial. Mi personaje es increíbe y forma parte de la vida del corazón de la gente que lo está viendo al otro lado de la pantalla. Así me lo han demostrado.

--¿Qué tal con la incorporación de la nueva generación de ‘Gavilanes’?

--Este elenco tuvo una sinergia súper mágica. Nos encerraron en una única localización para poder grabar por temas de Covid-19 y entre ellos tuvieron una unión increíble y con nosotros igual. Es muy extraño, pero es lo mismo que nos pasó en la anterior temporada. Es mágico, como que ya los conoces.

--¿Cómo es la relación con Dana y Paola?

--Excelente. Han pasado los años, todas hemos sido mamás y encontrarnos en este momento de la vida ha sido maravilloso. Por el hecho de estar aislados, pudimos coincidir mucho más, tomar cafés, almuerzos... Las tres tuvimos vidas diferentes. Dana había estado viviendo en Madrid, Pao sí que seguía viviendo en Colombia. Reencontrarnos ha servido para compartir muchas más cosas. En la primera temporada yo era la única madre y ahora somos las tres. Eso nos da otra sensación, otra forma de comunicarnos que se nota muchísimo en escenas. Y en esta temporada hay escenas hermosas que hicimos las tres.

--Sara sufre un atraco en casa. ¿Es el punto de inflexión?

--Sara tiene un carácter fuerte desde el inicio, simplemente lo que pasa es que está vulnerable por una pérdida. Yo sé que a la gente le encanta ver a Sarita coger un rifle, con escopeta, demostrando que tiene un carácter fuerte, pero también lo demuestra cuando llora. Sara está vulnerable porque está pasando por un momento de crisis, pero no le cambió para nada el carácter. Sí que es verdad que la escena de la escopeta de esta segunda temporada recuerda mucho a la de cuando defiende a Franco, que todavía no eran pareja.

--Una gran escena…

--Sí, ahora hay muchos cuidados por tantos accidentes que ha habido. Sí que es verdad que yo quería hacer más cosas con la escopeta, pero no me dejaron por seguridad. Por esa misma adrenalina los actores somos a veces irresponsables (ríe).

--¿Qué nos puede avanzar del regreso de Franco?

--Va a haber un reencuentro de una forma que ella no se lo espera. Ella no sabe qué pasó, sí que hubo problemas, pero un día se levanta y se fue. Cuando vuelve y se entera de toda la verdad de por qué se fue es muy bonito y muy duro. Con Michel tenemos mucha química en el set de grabación. Él y yo hemos mantenido siempre el contacto, pero hacer esa escena del reencuentro fue muy especial. Pasaron muchas cosas, nos quedamos sin palabras y quedó maravillosa. No puedo decir más, pero el público va a pensar por qué no se lo contaron a Sarita.

--¿Qué papel considera que le marcó más, el de Sara en ‘Pasión de Gavilanes’ o el de Isabella Montilla en 'La Tormenta'?

--Sarita, aunque Isabella me encantó y eso que hacía de mala, de antagonista. Dentro del melodrama, era una villana, un papel espectacular y muy divertido de hacer. Es como interpretar a la bruja mala de Disney y me encanta saber que se está volviendo a emitir y que está respondiendo tan bien.

--¿Tercera temporada de ‘Pasión de Gavilanes’ a la vista?

--¡Cómo preguntas eso! Terminamos ahora de grabar, a finales de febrero y principios de marzo. Justo ahora a principios de abril saldrá otro proyecto en el que he estado trabajando, será a través de una plataforma. En los próximos días saldrá toda la información, pero es una comedia sensacional.

--Lo cierto es que ‘Pasión de Gavilanes 2’ no está teniendo el mismo éxito que la primera temporada. ¿Le da miedo cómo pueda afectar, o cree que la situación cambiará con la emisión de los próximos episodios?

--Yo creo que es algo normal. A mí, la verdad, no me afecta. Haber hecho Pasión de Gavilanes y haber reunido al elenco después de tanto tiempo es un logro. Los riesgos de las segundas partes ahí están, cambiaron muchas cosas visuales y la música y eso la gente no lo recibe. Por ejemplo, a mí me hubiera gustado que actuase la primera cantante y al principio se me hizo extraño, pero eso son decisiones que ha tomado la empresa y que son totalmente respetables. Si hubiese una tercera temporada, tendrán más en cuenta los comentarios del público y los fans. Hay que escuchar mucho más lo que el público quiere o necesita, y yo creo que la emisión semanal no funciona. Hay que hacer correctivas para una emisión diaria para que el público vuelva y se enganche con esta historia, que es muy diferente a la primera. En algún momento va a salir en Netflix.

--La primera temporada fue un fenómeno mundial…

--Sí, rotundo. Esto es lo que a mí me importa. Creo que próximamente va a haber un viaje a España. Fue allí el primer sitio en el mundo donde sentí el amor, el cariño, la conexión, el respeto de las personas por el trabajo, mi persona y el personaje. Nunca había sentido algo así, ojalá lo vuelva a repetir y vuelva a tener ese contacto con los fans. Viví muchas cosas que nunca en mi vida había vivido y que no he vuelto a vivir.