Menú Buscar

Matthew McConaughey confiesa que ha sufrido abusos sexuales

El oscarizado actor revela duras anécdotas de su vida como el consumo de peyote o una proposición sexual a sus 15 años

El actor Mathew McConaughey / EP
El actor Mathew McConaughey / EP

Estupor en Hollywood ante un nuevo escándalo sexual. El actor Matthew McConaughey ha confesado haber sido víctima de abusos sexuales en su juventud. No sólo eso sino que a los 15 años ya le hicieron proposiciones indecentes.

La estrella narra todos los detalles en su biografía Greenlights, donde se desnuda por completo ante la esfera pública y ofrece detalles de su vida hasta ahora desconocidos.

Dura adolescencia

Él mismo explica que no pretende ofrecer una "biografía tradicional", ya que no tiene "ningún interés" en la "nostalgia, el sentimentalismo o la reclusión que requieren muchas memorias". Sólo quiere ofrecer una "obra de enfoque", un "manual de estrategia" basado en las "aventuras" de su vida "significativas, reveladoras y divertidas".

Pero no todas son para reír. Y es que con tan sólo 15 años le "chantajearon" para que tuviese relaciones sexuales. "Estaba seguro de que iría al infierno por haber tenido sexo antes del matrimonio. Hoy simplemente estoy seguro de que espero que no sea el caso", relata el cristiano actor.

Abusos sexuales y drogas

Una historia más dura todavía vivió tres años después, con tan sólo 18 años un hombre abusó de él. El intérprete estaba "inconsciente en la parte de atrás de una furgoneta", cuenta.

También confiesa otros pasajes de su vida como cuando consumió peyote en México en una jaula con un puma y un veterinario le tuvo que poner 78 puntos en la frente, que tocó los bongos desnudo hasta que la policía lo arrestó, o que su madre llevaba a los fans a su casa para que vieran la habitación donde perdió la virginidad.

Vitalismo

Pese a todas estas dramáticas historias, el actor pretende ser sincero y que el lector saque conclusiones vitalistas y positivas porque reconoce que siempre se ha salido con la suya "en la vida que en los sueños" así como que "nunca" se ha sentido una víctima.

"Tengo muchas pruebas de que el mundo está conspirando para hacerme feliz", asevera en el libro. Todo ello salpicado con fotografías personales e íntimas de McConaughey.