Menú Buscar

El actor Armie Hammer pierde otro trabajo por su supuesto canibalismo

Tras la filtración de los supuestos y polémicos mensajes sexuales, su futuro en el mundo del cine está más negro que nunca

El actor Armie Hammer en 'Call me by your name' / EP
El actor Armie Hammer en 'Call me by your name' / EP

Una de las primeras polémicas del año fue la filtración de los supuestos mensajes sexuales mandados por el actor Armie Hammer. Unas conversaciones en las que se declaró "100% caníbal" entre otras lindezas, como desear comer costillas... cosas confirmadas por algunas de sus antiguas relaciones, incluida su exmujer.

Debido a la repercusión que alcanzó el tema, el actor renunció al rodaje de la película Shortgun wedding, donde iba a compartir pantalla con la mismísima Jennifer López. Pero ahora, semanas después, parece que la polémica no se ha enfriado. Y en vez de renunciar a un trabajo, Armie Hammer ha sido despedido.

¿Es el fin de su carrera?

Hollywood es muy duro, y cuando tienes una etiqueta impuesta es muy complicado quitártela. Le ha sucedido a muchos actores acusados de supuestos abusos sexuales, como por ejemplo a Kevin Spacey o Johnny Depp, pero nunca se había dado un caso de canibalismo.

Los supuestos mensajes perturbadores de Armie Hammer le han puesto el futuro en la industria cinematográfica muy negro. Queda muy lejos ya el pelotazo que dio en Call me by your name y, pese a la negativa del actor, las acusaciones que le han lanzado se lo han complicado mucho más.

Duro revés para Hammer

Armie Hammer renunció al rodaje de Shortgun wedding para pasar un tiempo con sus hijos en estos momentos tan difíciles, donde fue sustituido por Josh Duhamel. Pero eso solo fue el inicio del declive, dado que ahora Paramount Plus ha prescindido de sus servicios para la serie The Offer.

El actor iba a interpretar al productor Al Ruddy en esta trama de 10 capítulos que girarán en torno al rodaje de la película El Padrino, pero la compañía cinematográfica ha preferido actuar de forma precavida y ahorrarse una mala reputación al contar con él. Y más después del testimonio de la modelo Paige Lorenze, quien salió con él cuatro meses y contó, entre otras cosas, que el intérprete usó un cuchillo para grabarle la inicial de su nombre en la piel y compartió fotografías de ella, sin permiso en las que aparecía atada y en posición de sumisión.