Menú Buscar

Series y películas basadas en cómics (y no sabías)

El mundo del cómic cada vez tiene mayor relevancia como fuente de inspiración en la gran pantalla y la televisión

Carlos Losada

Imagen de Lucifer, una de las series basadas en cómics / NETFLIX
Imagen de Lucifer, una de las series basadas en cómics / NETFLIX

El mundo del cómic se ha convertido en una de las grandes fuentes de inspiración para los productores televisivos, quienes cada vez apuestan más por llevar a la pequeña pantalla adaptaciones de algunos títulos desconocidos para la mayoría de las personas.

De hecho, hay series y películas que están basadas en cómics y cuyo origen es desconocido a pesar del éxito que están cosechando o han cosechado a lo largo de los años.

Series basadas en cómics

Con la popularidad que ha alcanzado The Boys en la plataforma de Amazon Prime Video, cualquier producto televisivo basado en cómics cuenta con la ventaja de una nueva legión de fans que buscan tramas “comiqueras” en acción real. Pero la estupenda y sangrienta serie que cuenta las desventuras de un puñado de anti-héroes que quieren desenmascarar a un grupo de superhéroes pérfidos no es la única serie basada en viñetas que destaque en la actualidad.

De hecho, uno de los títulos más seguidos de Netflix es Lucifer, en el cual se cuentan los quehaceres del Diablo cuando se cansa de habitar el infierno y decide trasladarse a Los Ángeles. Pues bien, Lucifer también está inspirado en una serie de cómics con el mismo título, la cual se creó a partir del personaje que había aparecido en The Sandman de Neil Gaiman.

Soldados de Dios

Y hablando de hechos relacionados con personajes bíblicos, otra serie basada en un cómic, en este caso creado por Garth Ennis, es Preacher. En ella, un predicador es poseído por un ente denominado Génesis, lo que le otorga poderes que utilizará entre otras cosas, para encontrar a Dios. Y es que el padre de la creación ha abandonado el cielo y dejado a la humanidad a su suerte.

Otra soldado de Dios es La monja guerrera, una joven que de repente se despierta en un depósito de cadáveres con algo incrustado en la espalda y con el poder suficiente como para enfrentarse a demonios. Esta serie ha llegado este 2020 a Netflix y está destinada a un público juvenil.

Problemas de instituto

No todas las series basadas en cómics tratan temas relacionados con seres poderosos, sino que también hay títulos que se centran en la vida de los adolescentes. Este es el caso de Riverdale, que está basada en los personajes de Archie Comics. Eso sí, en la serie se centran en la oscuridad que ocultan en sus vidas casi perfectas de pueblecito americano.

Por otro lado, Charles S. Forsman es el creador del cómic en el que se inspiró la comedia negra The End of the F***ing World, protagonizada por un muchacho que se considera a sí mismo un psicópata y una chica que básicamente odia a todo el mundo.

La humanidad en peligro

Virus y vampiros es un clásico tanto en el cine como en la TV y V Wars es un buen ejemplo de ello. Sin embargo, esta serie de Netflix no ha surgido de la cabeza de ningún guionista cinematográfico, sino que está basada en las novelas y cómics de Jonathan Maberry.

De igual modo, otra de las series más destacadas de esta plataforma durante 2020 también proviene del Noveno Arte. Es el caso de Snowpiercer, la cual se sitúa en un tren “rompenieves” que recorre a toda velocidad un mundo helado por las acciones del ser humano.

imagen de la película Snowpiercer / CJ ENTERTAINMENT
Imagen de la película Snowpiercer / CJ ENTERTAINMENT

También en el cine

Es probable que muchos telespectadores crean que esta serie es un remake -o algo por el estilo- de la película con el mismo título que protagonizó Chris Evans. Pero nada más lejos de la realidad. La acción se sitúa antes y ambas pertenecen a una saga de cómics francesa cuyo primer título se publicó en el año 1982.

Mucho tiempo también tienen las historietas que contaban las aventuras y desventuras de los Men in Black, cuyas películas protagonizadas por Will Smith son conocidas en todo el mundo. Eso sí, entre ambas versiones hay una sutil diferencia. Los Hombres de Negro del cómic conforman una organización bastante más oscura que la que aparece en el film.

Tres grandes títulos

Para finalizar con películas que están basadas en obras gráficas, hay que apuntar tres buenos largometrajes. En primer lugar la divertidísima Kingsman: Servicio secreto, cuyo éxito se ha visto recompensado con una secuela y una precuela que próximamente se estrenará en los cines de todo el mundo.

Y por otro lado, dos joyas del Séptimo Arte: Camino a la perdición, en la que Tom Hanks se mete en la piel de un gángster que se enfrenta a su jefe para salvar a su hijo; y Oldboy, cuya trama se centra en el secuestro de un hombre durante 15 años y en sus ganas de venganza una vez que se escapa.

Tags