Menú Buscar

El Gobierno de Nepal prohíbe publicar fotos del Everest en las redes sociales

El Departamento de Turismo nepalí quiere recuperar los ingresos perdidos por la pandemia y quiere evitar imágenes virales como el famoso atasco de 2019

El monte Everest / EP
El monte Everest / EP

Con la llegada inminente de la primavera, el Gobierno de Nepal se prepara para recibir alpinistas dispuestos a subir el monte Everest. Un procedimiento que se lleva a cabo cada temporada, pero que este año tiene una nueva particularidad: prohíben tomar fotos de la montaña y subirlas a las redes sociales.

El motivo de tan drástica decisión es que el Departamento de Turismo nepalí quiere recuperar los ingresos perdidos en 2020 por la pandemia del coronavirus, y permitirá el acceso a personas sin experiencia. Una medida que podría provocar imágenes como el atasco viral que se produjo en la cima en 2019, y que se cobró la vida de una decena de aventureros.

Una polémica medida

El Everest está preparado para recibir a nuevos turistas después de un año sin apenas visitas. Pero para recuperar el tiempo perdido, Nepal ha decidido tomar una serie de nuevas reglas que los alpinistas deberán tener en cuenta si quieren escalar la cima.

Entre todas ellas, la que más ha desatado la polémica es que ahora, para poder sacar una fotografía del ascenso, será necesario tener un permiso especial. Un certificado que recae para aquellas instantáneas de uso comercial y en las cuales aparezcan miembros que no pertenezcan a una única expedición.

Lo que teme Nepal

De hecho, una fotografía sin permiso subida a las redes sociales podría acarrear una fuerte multa para su autor. Y en parte, lo hacen para protegerse de polémicas como la imagen que se viralizó en 2019 con el atasco en la cima del Everest que se cobró la vida de al menos 10 alpinistas.

El atasco de alpinistas que hubo en 2019 en la cima del monte Everest / RTVE
El atasco de alpinistas que hubo en 2019 en la cima del monte Everest / RTVE

Otra de las polémicas normas ha sido el acceso abierto a la presencia de aventureros sin experiencia en el monte. Una práctica que ha sido mucho más habitual en los últimos años, pero que supone un gran peligro. La propuesta de pedir un currículum de alpinismo ha sido rechazado por el Gobierno de Nepal, con la intención de que en este 2021 se recaude más de los 3,5 millones de euros generados en permisos para escalar sus montañas el pasado 2019.