Menú Buscar

La Torre Eiffel cambia radicalmente de imagen

El monumento más visitado del mundo se deshace de su característico tono marrón y pasa a ser de color dorado

Torre Eiffel
Torre Eiffel

La torre de Gustave Eiffel, construida con motivo de la Exposición Universal de París de 1889, va a cambiar de color. Y es que, por sorprendente que parezca, el monumento más visitado del mundo estuvo a punto de ser derribado poco tiempo después de que terminase tan celebrado evento en la capital francesa.

Sin embargo, ahora, París rinde homenaje a la Torre Eiffel con una restauración que está prevista que termine en 2024.

Ocre Paris

Ese mismo año la ciudad gala acoge la XXXIII edición de los Juegos Olímpicos. Una ocasión especial para que su mayor emblema brille como nunca. Y es que la gran estructura metálica de 300 metros ya no será como siempre la hemos visto.

Según informa la misma Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE), la edificación parisina dejará atrás su tan característico color marrón, que la reviste desde 1968, por un nuevo tono llamado ocre París, muy parecido al dorado. De hecho, se trata del color que Gustave Eiffel eligió en un primer momento para el monumento.

50 millones de euros

Los trabajos de restauración, que dieron comienzo a finales de 2019, consisten en decapar y repintar las 18000 piezas que componen este “monstruo de hierro”. El coste total previsto para ello asciende hasta los 50 millones de euros. Una cuantía que ha sido sufragada por la misma SETE; una sociedad pública local, cuyo capital es propiedad en un 99 % de la Ciudad de París y en un 1% del Departamento de París.

A fecha de hoy una parte de la torre ya luce con la nueva pintura.  En concreto, se trata de la zona de acceso a la torre ubicada en el Campo de Marte.