Menú Buscar

Reindustrialización y captación de talento, los retos de Barcelona para competir en el mundo

Empresariado y organizaciones urbanas aconsejan apostar por la colaboración público-privada, la regeneración de la industria y la atracción de profesionales internacionales

El distrito de negocios Minato Mirai de Yokohama, uno de los ejemplos analizados en las sesiones Barcelona 4.0 de la BNEW / WIKIMEDIA COMMONS
El distrito de negocios Minato Mirai de Yokohama, uno de los ejemplos analizados en las sesiones Barcelona 4.0 de la BNEW / WIKIMEDIA COMMONS

Representantes del empresariado y de instituciones y organizaciones de desarrollo urbano han apuntado a la regeneración industrial y la atracción de talento internacional como dos de las principales claves para que Barcelona pueda competir en la red global de grandes ciudades. Lo han señalado en el debate final con el que ha concluido la serie de coloquios celebrados en el marco del BNEW para tratar de extraer aprendizajes para la capital catalana a partir de experiencias innovadoras y de éxito en París, Tokio y Medellín.

Pere Navarro, delegado del Estado en la Zona Franca, ha asegurado que Barcelona “ya tiene mucho talento, pero tiene mucha más capacidad de crear y atraer talento”. De manera similar, Aurora Catà, presidenta de Barcelona Global, ha destacado la “oportunidad histórica que tiene la ciudad de convertirse en una ciudad atractiva para el talento”.

Alianzas con el sector privado

Adolfo Ramirez-Escudero, consejero delegado de CBRE en España, también ha asegurado que “generar un ciclo de talento” es uno de los aspectos fundamentales para tomar ventaja frente a otras urbes internacionales, junto con unas infraestructuras físicas pero sobre todo sociales --educación, instituciones, consensos, predictibilidad y un modelo de prosperidad compartida--, además de los incentivos económicos como complemento.

Otro elemento reiterado por los ponentes ha sido la necesidad de lanzar más iniciativas compartidas entre administraciones y empresas. Javier Faus, presidente del Círculo de Economía, ha afirmado que “los países exitosos son aquellos en los que hay una colaboración público privada” y que “comparten un modelo” con independencia de la alternancia política.

Barcelona “quiere tener ambición

Vegara ha coincidido en que “la colaboración público-privada es fundamental para el desarrollo de las ciudades” y ha reflexionado en el papel que puede tener la Zona Franca en el futuro de la ciudad. “Hoy cumple una función logística, pero probablemente en el futuro podría tener una función muy diferente”, ha augurado el arquitecto, que ha comparado estos polígonos con las antiguas factorías de la industria pesada del acero de Mitsubishi en Yokohama y su conversión en el Puerto del Futuro (Minato Mirai).

Faus ha añadido que Barcelona “quiere tener ambición”, pero tiene la dificultad de que hay muchos agentes con intereses distintos: “Cuando nos pongamos de acuerdo, seremos imparables”. Algo que ha ejemplificado con la ciudad de París y su alcaldesa: “Anne Hidalgo es socialista, pero no tienen ningún reparo en hacer los Juegos Olímpicos, y nadie la llama desarrollista, porque hay unos modelos de prosperidad compartidos”, ha concluido.