Menú Buscar

10 lugares maravillosos de Andalucía que esperan a ser descubiertos

Este territorio es fruto de todas las civilizaciones que lo han habitado, una situación que lo dota de una atmósfera digna de película, que quiere ser contemplada

Setenil de las Bodegas, un pueblo de Andalucía encajado en las rocas  / PIXABAY
Setenil de las Bodegas, un pueblo de Andalucía encajado en las rocas / PIXABAY

Andalucía es un territorio plagado de rincones por descubrir, un lugar en el que han convivido diferentes culturas que han dejado su rastro trascendental.

A continuación, se descubren algunos de los emplazamientos más bellos que merecen ser visitados por los viajeros, lugares en los que los diferentes olores y texturas coexisten y crean atmósferas brillantes.

Castillo de La Iruela

Situado en el Alto Guadalquivir, en la provincia de Jaén. Es una fortaleza desde la que se pueden ver territorios en los que ha vivido gente desde la Edad Media.

Sus paredes son el reflejo del paso de culturas mozárabes, de nobles y castellanos y de los caballeros templarios.

Setenil de las Bodegas

Ubicado en la Ruta de los Pueblos Blancos, razón por la cual su entorno ha sido declarado conjunto histórico artístico.

Las casas que lo forman están enclavadas entre las rocas y las cuevas, lo que lo dota de un aspecto muy trascendental y atemporal.

Pueblo minero de Rodalquilar

Este emplazamiento se ubica en Níjar, en el Parque Natural del Cabo de Gata, a menos de 50 kilómetros de Almería.

La época dorada del pueblo fue durante los siglos XIX y XX, dado que poseía los únicos yacimientos de oro de España. En él conviven restos de casas señoriales, eso sí, cerradas y abandonadas.

Barrio de Santa Marina

En la zona norte del distrito centro de Córdoba. La fama que tiene se la debe a su condición de cuna del toreo, que tiene su máximo exponente en la escultura de Manolete ubicada en la plaza de los Condes del Priego.

Su nombre proviene de la Iglesia de Santa Marina de Aguas Santas, que originalmente era visigoda y luego se reconstruyó de acuerdo con los cánones fernandinos. Las calles de este barrio están repletas de leyendas que esperan a ser descubiertas, llenas de amor, dolor y muerte.

Cámara Sepulcral de la Toya

Ubicada en la Sierre de Cazorla, es una cámara funeraria subterránea formada por tres naves que datan del siglo IV a.C.

Las piedras que lo forman se labraron en el mismo lugar en el que están ubicadas en la actualidad. El descubrimiento de esta reliquia se produjo en el siglo XX, y desde ese momento los expertos lo consideran el mayor ejemplo de la arquitectura ibérica.

Ciudad romana de Turóbriga

En Aroche, provincia de Huelva, están los retos de dos centros de población romanos, integrados en el Enclave Arqueológico de Turóbriga y Monumental de San Mamés. Estos lugares vivieron su máximo apogeo durante el reinado de Adriano, en el siglo II d.C.

Turóbriga es el único yacimiento visitable de toda la provincia y de sus momentos más gloriosos quedan las termas romanas, el mercado o el foro, que permiten hacerse un fiel reflejo de cómo era la vida de la época.

Ermita de la Vía Sacra

Ubicada en el municipio de Osuna, a 80 kilómetros de Sevilla, en las canteras del pueblo restan las ruinas de esta ermita, que se levantó en el siglo XVII.

La construcción del templo se produjo en tiempos del IV Conde Ureña. En la actualidad el terreno se utiliza como escenario de películas, vídeos musicales y todo tipo de productos audiovisuales.

Basílica Mozárabe y Ruinas de Bobastró

Situada en la provincia de Málaga, en el pasado fue un recinto amurallado utilizado como estructura defensiva. Constaba de un alcázar, una necrópolis, murallas y diversos templos religiosos.

Las construcciones que lo forman se mimetizan con la naturaleza y el paisaje que las rodea. Para los más interesados, se realizan visitas guiadas por la zona, en las que además de contemplar su belleza, se puede disfrutar de las explicaciones expertas.

La bella escondida

Es una torre de vigía del siglo XVIII. Su localización únicamente es posible desde las alturas, dado que está en la azotea del número 13 de la calle José del Toro de Cádiz. Es la única torre de planta octogonal de la ciudad.

La leyenda cuenta que su construcción fue fruto de la tristeza de un padre, que ordenó edificarla para su hija, encerrada en un convento.

Baños árabes El Buñuelo

Son los baños árabes más antiguos de los que se conocen, dado que datan del siglo XI, por lo que son un fiel reflejo de la herencia árabe en Granada.

En 1918 fueran declarados Monumento Nacional y su acceso se realiza por medio de una casa particular. Una vez dentro, los visitantes pueden disfrutar de su gran estado de conservación, a pesar de la destrucción que impulsaron los Reyes Católicos​ y de que tienen una vivienda encima.