Menú Buscar
Grace y Adam, protagonistas de 'Retribution' ('Venganza'): secretos de familia

Secretos de familia

Ramón de España recomienda la miniserie 'Retribution', una trama que recuerda a las historias de Agatha Christie

3 min

Otra estupenda miniserie británica a nuestro alcance: Represalias, estrenada en 2016 por la BBC con el título de One of us (Uno de nosotros) y emitida ahora urbi et orbi por Netflix con el de Retribution (Venganza). Escrita por los mismos señores que nos ofrecieron la también excelente The missing, es un drama familiar con apariencia de thriller que gira en torno a uno de esos secretos que pueden acabar convirtiéndose en una tragedia y que no desvelaré porque sería como para matarme.

Punto de partida: Adam y Grace hacen muy buena pareja. Se conocen desde niños porque sus familias son vecinas en un inhóspito rincón de la Escocia rural. Adam deja embarazada a Grace. Se casan. Al regreso de su viaje de novios, son brutalmente asesinados en su domicilio por un joven drogadicto que hasta entonces se limitaba a cometer delitos de poca monta. Tras matarlos, el drogadicto en cuestión roba un coche a punta de cuchillo y se dirige, por motivos que solo él conoce, a la zona rural en que viven los padres de los muertos. Llueve a cántaros. Muy cerca de su destino, sufre un accidente y es recogido por los mismos a los que iba a ver. Nadie lo conoce. Aparentemente. Tras unas curas de urgencia, lo dejan durmiendo en el establo. Por la noche, alguien lo remata. Es evidente que ahí hay alguien que oculta algo, alguien que conoce al intruso. ¿Quién será?

Aire a Agatha Christie

Lo descubriremos, lógicamente, al final del cuarto y último episodio de esta peculiar pieza de cámara que, en cierta medida, recuerda esas historias de Agatha Christie en las que todos los sospechosos acaban reunidos en la biblioteca y Hércules Poirot, tras varias muestras de su inevitable petulancia, acaba desenmascarando al culpable. A falta del célebre detective belga, en Represalias aparece una policía muy particular, una inspectora que debe financiarle a su hija una costosa operación quirúrgica y que no duda en venderle un montón de dosis de LSD a un camello con pretensiones de gran narcotraficante (subtrama que no añade gran cosa a la central, pero tampoco molesta; no siempre es verdad aquello que dijo Hitchcock de que lo que no suma, resta).

Protagonizada por unos sólidos actores británicos desconocidos en España --salvo John Lynch, para quienes viesen The fall, la serie protagonizada por Gillian Anderson y Jamie Dornan--, Represalias es una prueba más, por si hiciese falta, de que una serie no tiene por qué contar con varias temporadas, de que hay historias que con cuatro o cinco episodios van que chutan. Una prueba particularmente lograda.