Menú Buscar
Walter Benjamin trabajando en una biblioteca

Benjamin y Roth en Moscú

Es maravillosa la capacidad de ver lo que se tiene delante, capacidad que se ve disminuida por las anteojeras de la ideología (cuanto más dogmática más cegadora) y la tendencia al ensimismamiento