Menú Buscar
Jordi Pujol y Marta Ferrusola en una vitrina entre las cajas enviadas a Sijena.

Jordi Pujol ‘aparece’ en una de las cajas enviadas a Sijena

2 min

La Generalitat de Catalunya, dentro del contingente de obras de arte menores que ya ha devuelto al monasterio oscense de Sijena en virtud de una sentencia judicial, ha incluido una caja en la que estaban recluidos el expresident Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola. Este lote está integrado por objetos almacenados en el MNAC, y ha sorprendido la inclusión del matrimonio Pujol en el mismo.

La vicepresidenta Neus Munté aseguró que dichas obras de arte "nunca han sido expuestas a causa de su escaso valor artístico”, y aseguró que en el caso de los Pujol “no entiendo el porqué de la confusión. Está claro que tras la conversión de Convergència en el Partido Demòcrata Català los Pujol han pasado a ser piezas de museo, pero en un sentido metafórico, no literal”.

Exceso de celo

Fuentes del Consejería de Cultura de la Generalitat aseguran que “ha sido un error de celo de un funcionario adscrito al sector socialdemócrata del Partido Demòcrata, que escuchó a Josep Rull en un acto interno asegurar que ‘se acabó el pujolismo, a partir de ahora solo se estudiará como algo prehistórico, digno de estar en una vitrina’. Y decidió actuar por su cuenta”.

El Gobierno aragonés ha protestado “enérgicamente por esta inmensa tomadura de pelo” y ha pedido que “les manden las obras de arte de verdad, las que dicta la sentencia judicial, y no la quincalla catalana y la bisutería andorrana”. Y han asegurado que “ya tenemos bastante con Echenique para encima tener que lidiar con los Pujol. No queremos acabar de los nervios”.