Menú Buscar
Luis Gallego, consejero delegado de Iberia, junto a una aeronave de Vueling.

Iberia acude al rescate de Vueling

La aerolínea española salva a la 'low cost' con aviones de su filial Express para drenar el tapón de pasajeros

Ignasi Jorro
4 min

Iberia ha lanzado un capote a Vueling el día antes de que ésta se enfrente al Ministerio de Fomento y a la Generalitat por la cadena de retrasos, cancelaciones y overbooking que han dejado a cientos de pasajeros en tierra coincidiendo con la Operación Salida de verano. La compañía aérea española ha cedido aviones y tripulación de Iberia Express para desembozar el tapón que arrastraba Vueling.

Según ha podido saber Crónica Global de fuentes internas de Vueling, la operadora low cost saldrá del atolladero gracias a su hermana mayor en el grupo International Consolidated Airlines Group (IAG). "Iberia le está cediendo tripulación y aparatos, mayormente A320 de Express, su filial regional, a Vueling para que salga del colapso", detallan las fuentes consultadas.

Iberia no entregará sus propios aparatos. "Sólo le deja aeronaves de Express. Iberia ya tiene su programación y no se puede permitir el lujo de rescatar a la aerolínea de Javier Sánchez-Prieto", aclaran las mismas fuentes.

Drenar el colapso

La intercesión de Iberia mejoró el domingo la situación de caos operativo, con sólo 14 cancelaciones y centenares de retrasos en el aeropuerto de El Prat de Barcelona. Vueling pudo ganar algo de oxígeno con los citados aviones de Express, alguno alquilado a Aer Lingus --también del grupo IAG-- y los aparatos de las compañías chárter Titan, White Air, High Fly, Avion Express, Privilege y Evelop!.

Precisamente, fuentes del aeropuerto precisan cómo está drenando Vueling su tapón de pasajeros. "Está utilizando los A330 de Evelop! --la aerolínea de Pullmantur-- y los Boeing 757 de Privilege, más grandes, para aumentar su capacidad 'in extremis'", matiza un consultor en aviación.

Quebradero de cabeza

El 'parche' puesto por Vueling a su operación --"está cogiendo aviones de donde puede", aseguran las fuentes consultadas-- redunda en un servicio mejor al pasajero, ya que reduce los retrasos y cancelaciones.

No obstante, causa un problema inesperado al control aéreo en El Prat. "Vueling está utilizando aviones más grandes que los que emplea habitualmente. Ello significa que los controladores tienen que estar muy atentos al ancho de ala, ya que es una operativa especial".

De hecho, fuentes no oficiales de la compañía confirman la tensión que está causando Vueling al sistema aeroportuario español. "Llaman los pilotos indignados a los controladores pidiendo permiso para salir. Pero si Operaciones de Vueling les ha cambiado la programación, ¿qué pueden hacer? Está fatigando al control aéreo español", añade una voz conocedora.

Aena echa un cable

Prec¡samente, Aena, también ha puesto las cosas fáciles para desembozar el colapso creado por Vueling desde principios de semana en España. El gestor aeroportuario español dio esta semana espacio a la aerolínea con sede en el polígono Mas Blau de Barcelona para que ponga su casa en orden.

"Enaire, matriz de Aena, dio dos órdenes hace cuatro días. Por un lado, fundió las llamadas --Salida Air Traffic Control (ATC), primer tramo de ruta y puesta en marcha-- en una sola. Por el otro, amplió el llamado margen de tolerancia de las aeronaves de 10 a 20 minutos. Dos medidas orientadas a acortar los retrasos", explican las mismas fuentes.

Hora de explicarse

La ayuda de Iberia y Aena no será óbice para que Vueling se libre de las autoridades. La aerolínea de bajo coste tendrá que dar explicaciones el lunes a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa), que pende del Ministerio de Fomento, después de que el organismo le abriera un expediente.

Asimismo, la cúpula de la aerolínea acudirá el lunes a las 17:00 horas a una reunión con el Govern de la Generalitat.

Los dos procesos buscan esclarecer qué ha ocurrido para que Vueling naufragara a las puertas del verano, dejando tirados a centenares de pasajeros en varios aeropuertos europeos.