Menú Buscar
Simulación de las frecuencias del espectro por las que funcionaban los televisores / CG

Los viejos canales de televisión llevarán internet a todos los rincones

El paso al digital dejó libres las frecuencias por las que ahora empiezan a transcurrir otras tecnologías

5 min

El paso de la televisión analógica a la digital abrió, sin saberlo, una nueva oportunidad de negocio y desarrollo para la sociedad. Y no precisamente por las novedades en la programación, sino porque la nueva era dejó huérfanas cantidad de frecuencias del espectro por las que funcionaban los televisores. Es el conocido como espacio blanco de tv (TVWS por sus siglas en inglés). Y tiene nuevo uso.

El reto de diversas compañías tecnológicas, como Neul (Huawei) y Microsoft, es la reutilización de estos canales en desuso como conexiones inalámbricas de internet. Un bien necesario “para descongestionar las redes del internet de las cosas (IoT) –interconexión de objetos cotidianos con internet—” ante la previsión de que habrá 50.000 millones de dispositivos conectados a la red en 2020, según explica el investigador del grupo WiNe Xavier Vilajosana​.

Revolución mundial en cinco años

En cualquier caso, las primeras pruebas parecen centradas en las zonas menos favorecidas del globo, con especial hincapié en los sectores de la sanidad y la educación. En este aspecto, Neul lanzó el primer chip de TVWS en 2013, bautizado como Iceni y con un coste inferior a dos dólares. Y Microsoft utiliza la banda libre para realizar acciones humanitarias, sobre todo en el continente africano.

La ventaja es que estas bandas abiertas –“algunos gobiernos las abren, mientras otros piensan en subastarlas”— tienen “muchísimo espacio para transmitir”, apunta. Vilajosana habla de una “revolución” mundial que podría llegar en cuatro o cinco años, en su opinión. Pero dependerá de la adaptación a estas frecuencias (470-790MHz) y de los fabricantes de chips.

El caso de África

El gigante Microsoft está formando alianza con diversas compañías y organizaciones del tercer continente más extenso, con el objetivo de actualizarlo. En la lejana y sureña Botswana ha impulsado el proyecto Kgolagano, que acerca internet y servicios de telemedicina a clínicas y hospitales. El país cerrará 2016 con 35 áreas rurales conectadas gracias al espacio blanco de televisión.

La tecnológica ha impulsado iniciativas similares en Sudáfrica, Namibia, Tanzania y Ghana a través de 4Afrika. Kenia, por su parte, calcula que, en pocos años, multitud de estudiantes se convertirán en médicos e ingenieros gracias al desarrollo que permite esta tecnología.

Colegios en áreas rurales

La transmisión requiere, como con la televisión, una estación base emisora. Los aparatos receptores, no obstante, necesitan un chip sintonizado con la nueva frecuencia. Es decir, el router de casa hoy no serviría para recibir señales de wifi por esta banda. “La contrapartida es que las antenas son algo más grandes”, concluye el investigador.

Colombia también ha dado un fuerte paso al frente en materia de conectividad con fibra óptica, pero las irregularidades del terreno dificultan el acceso a algunas áreas rurales. Ahí llega Microsoft, en concreto a Rioarriba para resolver el acceso a la red en la escuela del pueblo con el TVWS. En Jamaica, la compañía ha extendido la conexión a más de 30 colegios rurales, comisarías y centros médicos.

Coexistencia de tecnologías

Las bandas blancas pueden ser útiles para diferentes servicios; pueden coexistir diversos tipos de tecnologías, como ocurre ahora con el wifi y el Bluetooth, que operan en la frecuencia de 2,4GHz. En cualquier caso, Vilajosana afirma que “la propagación es mejor por debajo que por encima del GHz”.

Por ejemplo, en Seúl los semáforos transmiten por debajo del GHz. El TVWS puede servir también para leer los contadores de la luz.

En 10 kilómetros

Filipinas debía funcionar como banco de pruebas en materia pesquera, ya que la conectividad tenía que permitir un mejor control del sector. Pero un terremoto de 7,2 grados en 2013, unido a un tifón, destrozaron las comunicaciones y han variado los planes. El TVWS sirve ahora para restablecer los contactos.

El sistema tiene un radio de difusión de 10 kilómetros, sin importar los obstáculos que la señal encuentre por el camino, como árboles y casas. Y evita las transferencias, porque la base de datos de geolocalización informa a la estación base sobre las frecuencias cercanas libres.