Menú Buscar
La sonda OSIRIS-REx recogerá materiales de la sonda Bennu / CG

El viaje de ida y vuelta de OSIRIS-REx al asteroide Bennu

La sonda de la NASA recogerá muestras del cuerpo rocoso para entender el origen del Sistema Solar

2 min

Si regresásemos a 1969 oiríamos aquello de “un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”. Pero estamos en 2016 y hay que buscar nuevas frases que describan los avances en materia espacial. La última apuesta de la NASA es el lanzamiento de OSIRIS-REx, la primera sonda estadounidense (Japón ya lo hizo con la misión Hayabusa) con viaje de ida y vuelta a un asteroide, el Bennu, para recoger material y estudiar el origen del Sistema Solar.

La sonda Orígenes, Interpretación Espectral, Identificación de Recursos, Seguridad y Explorador de Regolitos (OSIRIS-REx, por sus siglas en inglés), lanzada este viernes, llegará a Bennu en 2018 y regresará a la Tierra, en paracaídas –aterrizará en el desierto de Utah—, en 2023.

Objeto peligroso

OSIRIS-REx recogerá moléculas orgánicas con el sistema de absorción de su brazo robótico (TAGSAM), sin posarse en el cuerpo rocoso en ningún momento, y las guardará en la cápsula de retorno, la única parte de la sonda que volverá a la Tierra.

Sobre Bennu, descubierto en 1999, se sabe que tiene 500 metros de ancho y viaja a más de 100.000 km/h. Está catalogado como objeto peligroso por la cercanía a la Tierra: tiene una probabilidad entre 2.700 de impactar contra nuestro planeta en el próximo siglo. El motivo de la elección es que apenas ha sufrido alteraciones desde su formación, hace 4.500 millones de años. Es rico en carbono y, posiblemente, silicatos alterados por la presencia de agua.

En la misión participan los astrónomos del Instituto de Astrofísica de Canarias Javier Licandro y Julia de León.