Uber, en números: ingresos y varapalos

La compañía comienza un nuevo periodo conciliador con el objetivo de asentar su negocio en el mundo y continuar el crecimiento

10.10.2017 00:00 h.
4 min
Los números de Uber

“Me apunto y después pregunto”. Uber ha tejido una notable red mundial en muy poco tiempo aprovechando algunos resquicios legales. Una actitud que poco ha gustado a los actores tradicionales del sector, que ven amenazado su negocio. Ahora, con parte del camino hecho, la compañía con sede en San Francisco apuesta por una pose conciliadora. El gesto coincide con la llegada de su nuevo máximo responsable, Dara Khosrowshahi.

Los ingresos de Uber no han hecho más que crecer en los últimos años por el aumento de demanda. También las pérdidas. Cabe recordar que, sólo en España, un 10% de la población utilizará el servicio en pocos años, a pesar de las dificultades legales que tiene hoy para operar en el país. Tampoco lo tiene fácil en otras regiones. Su último paso atrás se ha producido en Oslo, a la espera de que el Gobierno local regule el sector de viajes compartidos y los taxis.

Nueva era

La mayor polémica surge con UberPOP, un servicio que permite a cualquier particular registrado en Uber ofrecer un servicio de transporte compartido. Poco que ver con Uber, un servicio de VTC, esto es, un alquiler de coche con conductor. El matiz es fino, y carece de regulación específica. En Oslo, por ejemplo, trabajarán en dar un encaje al primero de los casos. Porque UberPOP ya ha sido suspendido en Francia, Holanda, Finlandia —también espera nuevas leyes—, Suecia y Hungría.

“Uber entra en una nueva era”, explica la compañía, que reconoce que ha aprendido “a las malas” que debe cambiar para crecer. El tono de la firma respecto de Noruega es similar al que ha empleado en Londres, tras las amenazas de perder toda licencia. Admitió entonces sus prácticas agresivas y mostró su disposición a cambiar. La rápida extensión de UberPOP, no obstante, obliga a introducir cambios en la legislación de medio mundo.

Cronología

Mayo 2014: las autoridades de Barcelona cierran el servicio Uber por problemas de regulación.

Diciembre 2014: Nueva Delhi (India) suspende temporalmente a Uber tras una acusación de violación contra un conductor.

Junio 2015: UberPOP queda prohibido en París.

Septiembre 2015: Uber sale de Alaska (EEUU) y paga una multa de 78.000 dólares (66.390 euros al cambio actual).

Octubre 2015: la Corte Suprema de Bulgaria cierra Uber y permite únicamente los servicios de taxi autorizados.

Febrero 2016: el Territorio del Norte de Australia inhabilita a Uber.

Mayo 2016: Uber, prohibido durante un año en Austin, Texas (EEUU).

Julio 2016: Hungría ilegaliza Uber.

Agosto 2016: Uber vende sus operaciones en China.

Febrero 2017: Taiwán suspende dos meses el servicio.

Abril 2017: Italia suspende un mes el servicio; Dinamarca prohíbe UberPOP.

Julio 2017: Finlandia prohíbe UberPOP

Septiembre 2017: Londres rechaza la solicitud de nueva licencia para Uber.

Octubre 2017: Uber suspende el servicio UberPOP en Oslo (Noruega). Tiene 280.000 usuarios y cientos de conductores.

¿Quiere hacer un comentario?