Menú Buscar

¿’Smartphones’ a 3 euros? El negocio que "huele a estafa" en India

El productor del móvil más barato del mundo da muchas largas para la presentación y muy pocas garantías de éxito

Redacción
3 min

 

 

 

El anuncio llegó a todo el mundo, pero con el paso de los meses huele a “estafa”, según un parlamentario de India. El teléfono inteligente de poco más de 3 euros deja muchas dudas justo en el momento en el que la empresa que lo comercializa, la india Ringing Bells, asegura que tiene 200.000 dispositivos listos para la venta.

El modelo Freedom 251 se dio a conocer en febrero como el smartphone más barato del mercado. Poco más de 3 euros. Pensado para acabar con la brecha digital que azota las zonas pobres de India, pero accesible para todos. Evidentemente, este producto provocó las quejas del sector, que pidió una investigación argumentando que es imposible vender un modelo por menos de 36 euros. India es uno de los mayores productores de móviles.

Hechos sospechosos

Los desarrolladores aseguran que está equipado con los servicios básicos (sistema Android, acceso a Internet y al correo electrónico, doble cámara, 8GB de memoria y 1GB de RAM). El secreto del precio, cuentan, es que los productos son indios –reduce el coste un 14%— y, por otra parte, tienen una importante subvención estatal.

Ringing Bells asume que tiene capacidad para comercializar 200.000 teléfonos de inicio. Con el tiempo, espera vender 10 millones de dispositivos mensuales. El bajo nivel de producción se suma a las dudas que ha levantado en los últimos meses. No tiene fábricas propias. Los fundadores ni siquiera tienen experiencia en tecnología.

Un móvil pintado

El coste de fabricación es cuatro veces superior al precio de venta. La compañía explica que compensará el déficit llegando a acuerdos con las empresas de las aplicaciones preinstaladas, informa La Nación. A pesar de ello, Ringing Bells pierde dinero, diferencia que quiere compensar con la venta de otros teléfonos de mayor calidad y otros productos –ha aumentado el catálogo en la web a raíz del anuncio del Freedom 251--.

La presentación oficial, por otra parte, se ha retrasado más de lo previsto. En el momento del anuncio de la creación, en febrero, los empresarios mostraron a los periodistas un teléfono de otra compañía, con el logotipo pintado y una pegatina detrás. Este fake generó protestas y la devolución de 30.000 depósitos a clientes que habían reservado el producto por Internet.